KATY PERRY: EN SU MEJOR MOMENTO

KATY PERRY

Con todo y pandemia, el 2020 le sonríe a la cantante californiana con el estreno de su disco ‘Daisies’ y la llegada de su primer bebé.

Por Fabián W. Waintal ©

Katy Perry bien puede ser madre por partida doble, por el embarazo del bebé con Orlando Bloom, al mismo tiempo que está por dar a luz un nuevo álbum, después de haber estrenado la mejor canción de cuna al ritmo de ‘Daisies’. Y en una entrevista exclusiva, tuvimos el honor de recorrer toda su vida, al compás de la música de sus canciones.

– ¿Tu verdadero nombre no es Katheryn Elizabeth Hudson?

– Sí, pero el apellido de soltera de mi mamá es Perry.

– ¿Pero es cierto que empezaste tu carrera como cantante con el verdadero nombre Katy Hudson?

– Bueno, mi nombre de nacimiento es Katheryn Hudson, pero el nombre de Katy Hudson ya era famoso y yo no quería que la gente me confundiera con nadie. Por eso preferí usar el apellido Perry, de mi madre.

– ¿El otro nombre famoso que evitaste era el de la actriz Kate Hudson, la hija de Goldie Hawn?

– Sí, claro. Ella había llegado antes que yo. 

– ¿Se conocen?

– No la conozco.

– ¿Nunca se cruzaron en alguna fiesta de Hollywood?

– Bueno, en realidad la conocí, pero no la conozco… bien (Risas). Nos reímos bastante cuando vemos que tenemos el mismo nombre.

“Mi nombre de nacimiento es Katheryn Hudson, pero el nombre de Katy Hudson ya era famoso y yo no quería que la gente me confundiera con nadie. Por eso preferí usar el apellido Perrym de mi madre… Sí, trato de usar mi nombre para conseguir una buena reservación de último momento en un buen restaurante.”

– ¿Alguna vez te confundieron con ella al mostrar un pasaporte con el nombre de Kate Hudson?

– Ahí no, pero cuando la gente me ve sin maquillaje en el aeropuerto ni siquiera puede creer que soy yo. 

Así como todas sus canciones cuentan diferentes momentos de su vida, el nuevo tema ‘Daisies’ es una buena forma de describirla. Con una letra donde canta que al contar sus sueños, todos rieron, pensando que no estaba en sus cabales, hasta que consiguió el éxito. Incluso asegura que ella es como una pequeña ciudad, una en un billón. Y aunque “hayan dicho que estaba loca, nunca les permití cambiarme”.

Con la música de ‘Teenage Dream’ también hablaba de los primeros sueños de adolescente como una particular jovencita de ‘California Gurls’, que terminó generando los fuegos artificiales del éxito en ‘Fireworks’. 

KATY PERRY

Apenas tenía 13 años cuando empezó a componer con su primera guitarra, aunque solo era el estilo de música religiosa que solían escuchar los padres evangélicos. El nombre artístico de Katy Perry lo adoptó en el año 2007 y en realidad no tuvo la mejor suerte en los primeros años de su carrera, cuando decidió mudarse a Los Ángeles, para dejar atrás el mundo religioso por la música pop.

Al principio tuvo que pedir prestado a su hermano menor, porque el sello discográfico de Columbia que había grabado sus canciones se negaba a lanzarlo. La leyenda de la fama surgió como en una producción de cine, cuando una publicista de Columbia robó del estudio aquella grabación encajonada para llevarla, a escondidas, a la gran competencia de Capitol Records, que terminó lanzando la canción ‘I Kissed a Girl’ que pasó a figurar siete semanas seguidas en el primer puesto del ranking.

Incluso Katy es la única cantante que logró mantenerse 70 semanas seguidas en los diez primeros puestos del ranking Billboard Hot 100. Con ocho nominaciones al premio Grammy y una venta que superó los 75 millones de MP3 en el mundo y otros 11 millones de discos compactos (no,  las copias piratas no suman). 

Entre las primeras canciones también se ven reflejados los noviazgos que tuvo con el cantante de rap Travie McCoy (del grupo Gym Class Heroes) o el líder del grupo de rock Relient K, Matt Thiessen, cuando trabajaron juntos en la grabación del disco Teenage Dream, aunque Miley Cyrus llegó a decir que ‘I Kissed a Girl’ se refería a ella.

Hasta el divorcio con el comediante Russell Brand es parte de las canciones ‘Wide Awake’ y ‘Part Of Me’. El posterior romance con John Mayer también fue la inspiración de ‘Unconditionally’ y la ruptura la recordó después cantando ‘Roar’ (aunque él fue mucho más piadoso al cantarle “Todavía me siento como tu hombre” en ‘I Still Feel Like Your Man’).

Pero claro, la canción más actual es la que se refiere al matrimonio con Orlando Bloom, en ‘Never Worn White’ (Nunca me vestí de blanco), que incluso empieza con un fragmento de la marcha nupcial y la frase “Tú amas el infierno que sale de mí, con el paraíso que podemos conseguir”. En el video ella también aparece en un traje de flores que representan el nuevo apellido de casada Bloom, porque en español justamente significa “florecer”.

“Bien podría darte una historia, un escenario y hasta un momento específico de mi vida detrás de cada una de mis canciones, como si fueran capítulos de un diario íntimo.”

– ¿Cuál de todas tus canciones dirías que te describe mejor?

– ‘Firework’ es la canción que más me gusta de todas, pero tengo suficientes canciones como para definir mis diferentes personalidades, en cada uno de mis estados de ánimos. 

– ¿Como ‘California Gurls’?

– Puede ser… ‘California Gurls’ es una canción muy linda y divertida, aunque no creas que soy así siempre.

– ¿Y tu primera canción ‘I Kissed a Girl’, es cierto que al principio no la querían lanzar en el estudio de grabación?

– Sí, hay quienes la criticaron, pero en el fondo yo sabía que era algo seguro y yo… siempre apuesto en mi contra (Risas).

– ¿También siempre hay alguien detrás de cada una de tus canciones?

– Totalmente, podría darte una síntesis de mi vida con cada una de mis canciones.

– ¿Nombres también?

– Ahí sí que no me animo a ir tan lejos, porque tampoco quiero divulgar todos mis secretos, pero bien podría darte una historia, un escenario y hasta un momento específico de mi vida detrás de cada una de mis canciones, como si fueran capítulos de un diario íntimo.

KATY PERRY

– ¿Y si tu vida fuera como una canción donde pudieras cambiar la letra, hay algún momento especial que te gustaría cambiar?

– La verdad, no cambiaría nada porque tampoco terminaría siendo la persona que soy hoy. Ya sabes como es todo: puedo comprar muchas cosas hoy en día, pero no hay dinero suficiente para comprar una lección de vida.

– ¿Qué tan difícil es abrir las puertas de tu vida al público, especialmente después de haberte casado con otra superestrella como Orlando Bloom?

– En ese aspecto, mis fans saben que solo tienen que hacer caso a lo que yo les digo. Si no viene de mí, hay que tomarlo con pinzas, porque la mayoría de lo que se publica no es cierto y un pequeño porcentaje incluso es una verdad… exagerada. 

– ¿Con un solo tweet le hablas a 100 millones de seguidores de Twitter?

– Sí, sí, la comunicación es mucho más directa, gracias a Dios. Ni siquiera tengo que conocerlos a todos (Risas).

– ¿Cantas en la ducha?

– Yo canto en todos lados. 

– ¿Y cantas tu propia música todo el tiempo?

– No, ya bastante canto mis canciones profesionalmente. Prefiero otro estilo de música que me inspire, toda clase de estilos en realidad. Mi música ya la conozco como la palma de mi mano, porque la compuse yo. Por eso prefiero escuchar otros temas. 

– ¿La música es una buena terapia para afrontar la vida?

– Seguro. Por lo general, yo compongo mis canciones cuando estoy pasando por un mal momento o me siento deprimida. Y algo dentro mío, mi alma toma el control y siento que recibo el mejor mensaje, con la letra de una canción que me recuerda que todo va a mejorar. Durante la pandemia, justo había escrito en Twitter que no sé si es más difícil evitar el virus o evitar las olas de depresión de todo lo que está pasando.

“Puedo comprar muchas cosas hoy en día, pero no hay dinero suficiente para comprar una lección de vida.”

– ¿Qué le recomendaría Katy Perry a Katy Bloom?

– (Risas) Trata de encontrar un balance, lo más pronto posible, y trata de no delegar todo en otras personas, para que no duela tanto si algo se cae (Vuelve a reír). Y recuerda que hay muchos peces en el mar. Katy, es hora de enfocar tu tiempo en otras cosas y aprender a cocinar. Literalmente, yo todavía no aprendí a cocinar, ni siquiera durante la cuarentena.

– ¿Qué es lo que más extrañas de la época anterior a la pandemia?

– Extraño las giras, la oportunidad de experimentar cada ciudad al máximo. No te miento, en gira, yo me voy a andar en bicicleta por todos lados, no me quedo en el hotel. A veces hasta llego al escenario en bicicleta. También me gusta comer en todos los restaurantes que pueda. Prefiero la comida que ir a un night club. Y sí, trato de usar mi nombre para conseguir una buena reservación de último momento en un buen restaurante. Soy una de esas personas (Risas). Lo intento todo. Solo Dios sabe lo que va a ser cuando todo esto  del COVID-19 se termine… 

KATY PERRY

– ¿La cuarentena afectó tu arte musical en algún sentido?

– Yo agradezco haber compuesto mi álbum antes que empezara todo, porque no sé si hubiese podido enfocarme a hacerlo durante la cuarentena, a distancia. En los últimos dos años ya había compuestos una tonelada de canciones y, para mí, la cuarentena se convirtió en una transición entre las canciones que ya tenía y el mensaje que quería dar, buscando la mejor forma de estrenar un álbum durante una pandemia. 

– ¿Cuál es ese mensaje entonces?

– Supongo que en todo este tiempo yo crecí bastante y, la verdad, no veo la hora de compartir ese mismo crecimiento con todos mis fans, esperando que puedan tener una nueva canción favorita o verlos bailando en sus casas o incluso la calle, como una forma de celebrar al final de todo esto. Quiero inyectar algo positivo en este mundo. 

– ¿El mejor mensaje que esconde una canción como  ‘Daisies’?

“¿Cuándo dejamos de creer en la magia?” (en la canción ‘Daisies’). Es un mensaje que pega fuerte porque es el triste sentimiento de cuando dejamos de creer en tantas bellas historias y tanta imaginación para volvernos cínicos. Ahí es cuando crecen las arrugas. Pero mi parte favorita de la canción: “Les conté los sueños y todos empezaron a reírse”. No sé si alguien pueda identificarse, pero yo sí. Ésa era mi época de adolescente, cuando me mantuve fiel a mis sueños, sin importar lo que decían, ni los comentarios que alguien hoy pueda dejar en Instagram o Snapchat. 

“¿Cuándo dejamos de creer en la magia? (en la canción ‘Daisies’) es un mensaje que pega fuerte porque es el triste sentimiento que dejamos de creer cuando crecen las arrugas.”

– ¿Cuándo fue exactamente que te pasó algo así?

– Cuando empecé a cantar, yo tenía 9 años pero sentí que podía ser una realidad a los 13, cuando con mi guitarra empecé a componer mis propias canciones. Ya decía que iba a estar en los escenarios más grandes del mundo y mis amigos o en mi familia no me creían. Cuando pasó, los comentarios negativos nunca pararon, pero yo seguí por mi camino. Por eso, la canción tiene que ver con mantener vivo los sueños, sin prestarle atención a ningún ruido que te moleste. Y supongo que en cuarentena generó un nuevo sentido. Todos tuvimos mucho más tiempo para pensar. Y para cuando todo esto termine, yo quiero vivir mi vida 2.0, quiero tener la mejor vida posible, como si fuera una nueva noche de año nuevo. Soy escorpiana y siempre me identifiqué con el símbolo del renacimiento del Ave Fénix, y para mí es como una flor que coincide totalmente con mi nuevo apellido: Bloom (Florecer, en español).

KATY PERY

No hay comentarios

Comentarios cerrados