Inicias el año soltera: Amar estar sola es complicado pero no imposible

¡Enamórate de ti misma y disfruta cada segundo que pasas contigo!

Hay quien piensa que el miedo es hasta cierto punto positivo, ya que te pone en alerta cada que corres peligro, sin embargo, cuando el miedo crece en el corazón y en la mente, te puede paralizar, se convierte en el peor de tus enemigos, te mantiene aislado y lejos de tus sueños.

Uno de los miedos más comunes es el miedo a la soledad a causa de no tener una pareja. Pero ¿en verdad necesitamos a alguien para ser felices en plenitud?

Amar estar sola es complicado pero no imposible, y no significa que no nos guste compartir el tiempo con alguien sino porque en cierto lapso de la vida hay que disfrutar de quien eres, es normal no tener ganas de pensar en alguien todo el día, no tener ganas de enojarse porque no te contesta los mensajes, no tener ganas de sentir celos o ser celada, de dar explicaciones, de solucionar mal entendidos. No tener ganas de enamorarse.

Qué tal si por un tiempo te dedicas a pensar en ti, hacer cosas por ti, el mundo debe conocerte por ser quien eres y no por la pareja que tienes. No es que te escondas del amor, el amor es un sentimiento muy bello y llegará el tiempo de disfrutarlo de nuevo. Pero entender que se puede ser feliz sola es comprender que se puede ser feliz a lado de alguien. 

Encontrar confort en la soledad es complejo pero cuando lo encuentras es algo que también puede disfrutarse. 

 

¿Como lograr hallar confort y estabilidad en la soledad?

1. Escúchate

Realmente disfrutas lo que haces, lo que comes, lo que escuchas. En ocasiones y sin darnos cuenta vamos adoptando gustos adquiridos gracias a nuestra ex pareja, la música, el tipo de cine que disfrutaba, actividades, etc.

Pero detente y reflexiona que de todo eso te hace verdaderamente feliz, continua con lo que te gusta, todo lo demás es ocasión para dejarlo ir. 

 

2. Reconcíliate contigo misma

Dejaste de hacer cosas que te hacían feliz a causa de tu relación, sí es así. Podía ser un buen momento para reencontrarte con tus deseos y tus sueños. Perdónate por todos tus errores y sigue con tu vida.

 

3. Enamórate de ti

No busques la felicidad en alguien más, encuéntrala en ti misma. Conócete, se feliz sólo contigo. Disfruta cada instante de aprendizaje.

Sobre todo ámate, reconócete como lo que eres, una persona especial con algunos defectos pero también llena de virtudes.

Cuando seas completamente capaz de amarte, amar a alguien será mucho más sencillo.

Comienza este nuevo ciclo segura de salir adelante.

“Decir adiós es crecer, aprender y entender que el punto más obscuro de la noche es justo antes de amanecer”.  

Estar una temporada sin novio no debe afectarte, es una buena manera de tener tiempo para ti, ¡aprende a disfrutar esta etapa!

 

Sin embargo ser soltera también tiene sus ventajas…

No te precipites: 

El hecho de que las demás tengan pareja, no quiere decir que tú tienes la obligación de estar igual, así que no hay prisa. Si con frecuencia te organizan citas con los amigos solteros de sus novios, ten cuidado de no involucrarte con el primero que se te cruce en el camino. Así como a tus amigas les llegó el amor, a ti también, ¡no te desesperes!

 

Disfruta tu soltería: 

Aunque suene a cliché, la realidad es que, al no tener galán, puedes invertir tiempo, dinero y esfuerzo en otras cosas que te importan. Por ejemplo: hacer un viaje sola para conectar con tu interior (y, de paso, conocer gente), trabajar en tus proyectos, apuntarte a un curso, aprovechar para ver todas las películas cursis que los chicos odian, estar en forma… En pocas palabras, esta es tu oportunidad para estar tranquila y de beneficiarte al poner en práctica las actividades que te gustan.

 

Ama tu cuerpo: 

Está comprobado que quienes están solteras hacen más deporte, ya que, si no hay un novio, tienen tiempo libre. Esto explica por qué muchos engordan al casarse. Pero la razón de los kilos de más no es sólo la falta de ejercicio: varios estudios muestran que al tener pareja, las personas se relajan porque ya no deben “conquistar” a nadie, y por ello, suelen abandonar los buenos hábitos de alimentación. Por fortuna, ese no es tu caso, así que ponte las pilas para sacar lo mejor de ti.

 

¡Diviértete! 

Tener muchas citas, salir con quien quieras y cuando quieras, no discutir con nadie… ¡Wow! Estar soltera, sin lugar a dudas, cuenta con muchas ventajas; aprovéchalas y disfruta las cosas maravillosas que te ofrece la vida.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado