¡GRACIAS MAESTROS!

Especial día del maestro: Verónica Dorbecker Villarreal. Trabaja en Northhill, kínder 1 y tiene dos años de experiencia y uno de práctica. 

Este es un homenaje a todos aquellos que en esta contingencia están haciendo su mayor esfuerzo para contribuir con la educación de niños y jóvenes. Por su vocación, entrega y enseñanzas, ¡Gracias, maestros!

 

FOTOS CORTESÍA

Por las mañanas deben impartir clases con una nueva forma de trabajo, a la que se han adaptado sin dejar de lado sus responsabilidades como educadores y formadores. Siguen con su programa educativo en casa, preparan el material, corrigen y alistan las tareas del día siguiente. Muchas veces, realizan tutorías personalizadas, y por las noches se van a acostar pensando en cómo van a mejorar o solucionar los problemas que se han suscitado durante la contingencia.

Hablo de los maestros, esos a los que admiramos porque son unos héroes sin capa, que gracias a su amor por su profesión llevan a sus alumnos a mundos mágicos, siempre con la intención de educar. No solo se trata de enseñar: a leer, a escribir, matemáticas o historia, ciencia o español, sino que su esfuerzo va más allá, para formar personas con valores. 

Wendy Denisse Espinoza Bonilla

 

Harmony School, maestra de Kínder 3 con 20 años de experiencia.

¿Qué tan importante es inculcar en tus alumnos valores como el respeto o el compañerismo?

Ese punto es el porqué me gusta ser maestra y logró que me enamorara del sistema IB. Tuve la fortuna de trabajar en un colegio IB en la ciudad de Tulum, después en Cancún y ahora en Saltillo. A grandes rasgos el sistema International Baccalaureate es una fundación educativa que ofrece varios programas de alto nivel en todo el mundo, se basa en atributos y para mí son esenciales en el desarrollo de un ser, los niños y niñas aprenden a ser indagadores, informados e instruidos, pensadores, buenos comunicadores, reflexivos, de mentalidad abierta, solidarios y audaces, lo que me parece fundamental para su desarrollo integral.  Harmony School está en proceso de certificación del Primary Years Programme y esperamos concluirlo en el siguiente ciclo escolar. Nuestra comunidad educativa está enfocada en desarrollar dichos atributos para el aprendizaje durante toda la vida y una mentalidad internacional. Orgullosamente nosotros somos la primera institución en Coahuila en ofrecer este programa de clase mundial.

¿Qué retos han surgido durante la contingencia? 

Encontrar momentos para poder cumplir con todo lo que se requiere tanto en casa como por parte de la escuela, tengo una bebé de 11 meses y nos acompaña en la clase algunos días jajaja.

Si pudieras regresar en el tiempo, y fuera el último día en que vieras a tus niños, ¿Qué les dirías? ¡Que son lo máximo!, que es un honor ser parte de su aprendizaje, pero más que nada que ¡amo ser parte de sus aventuras diarias, juegos y ocurrencias!

María Esther Rodríguez Núñez

Harmony School, le llaman Merry, ¡porque dicen que siempre está feliz!, de primero de primaria Sección “A”, en septiembre cumple 25 años de docencia.

Porque decidí ser maestra: A los 15 años fui invitada a suplir a una maestra de inglés, era un grupo de Niños de 1ero de Kínder, quedé fascinada con los niños y de la manera tan fácil que es para ellos aprender por medio del juego y de canciones, de observar, cómo podían crear un mundo completo con un pedacito de plastilina, y que ¡ser maestra significaba divertirse junto con tus alumnos!  Gracias a esta experiencia, me di cuenta de la importancia de saber un segundo idioma, ya que ha sido una herramienta muy importante en mi vida, así que empecé ésta hermosa labor que tanto amo y respeto.

¿Quiénes fueron mis ejemplos para dedicarme a lo que hoy hago?

Cuando niña me fascinaba escuchar a mi papá, quien fue Maestro en la Benemérita Escuela Normal de Coahuila, platicar con mi mamá, decía que cada día aprendía algo de sus alumnos, y por ello tenía que seguir investigando y estudiando porque el reto de ser un buen Maestro es permanente; y una frase de oro de mi Papá, que llevo siempre conmigo es:

               “Sé la Maestra que siempre quisiste tener”

palabras que quedaron grabadas en mi corazón y en mi mente; tengo también el ejemplo de mis dos hermanos, quienes nacieron con una discapacidad auditiva, ellos son Maestros de Lenguaje de Señas, y aparte trabajan en un programa especial de Alfabetización para Adultos con capacidades diferentes, ellos son mi orgullo y mi ejemplo a seguir.

Verónica Dorbecker

North Hill, educadora de Kínder 1 con 2 años al frente del grupo y 1 de práctica.

Dicen que las maestras son todólogas. ¿Qué opinas al respecto?  

Creo que nuestra vocación es muy noble y estamos abiertas al servicio, no solo te involucras con los alumnos sino también con los padres, te encariñas con las familias, y eso hace, que se sientan en confianza, ya que una maestra siempre está dispuesta a ayudar en lo que sea, como sea. Creo que pasamos bastante tiempo con los niños, lo que hace que te creas: “la mamá de los pollitos” entonces algunas veces; la haces de doctora para sanar sus leves caídas, payasa (con tal de hacerlos reír), y amiga para que se sientan en confianza de platicar, entre muchas otras cosas. 

¿Cómo es tu día a díaen estos días de aislamiento? 

Desde muy temprano estoy al pendiente en la plataforma escolar sobre dudas que puedan surgir sobre las actividades diarias. Preparo la planeación semanas antes, así como mis clases en línea. Cada semana edito y envío videos nuevos para el Circle time lo cual implica tiempo. Tengo juntas semanales con coordinación. Estoy atenta en todo momento a los mensajes por parte de administración. Es una etapa de incertidumbre donde hay muchos cambios y necesitamos estar al pendiente en todo momento.  

Tu mejor recuerdo de cuando eras pequeña y tenías clases:  Cuando lograba aprender números o letras y orgullosamente se los decía a la maestra, para que me reconociera este nuevo logro. Me encantaba ayudarles en lo que fuera, y hacer experimentos. 

María Mayela Valdés Luna

North Hill, educadora de Kínder 2, con 5 años de experiencia.

¿Por qué decidiste ser maestra?

Desde siempre he estado rodeada de niños, a los 8 años fui tía por primera vez, amaba jugar con ellos y me encanta enseñar desde que tengo memoria. Di clases de baile, catecismo, natación, cuando tenía 12 años cree un curso de verano yo sola y les enseñaba a los niños de todo.

¿Cuáles son las mayores satisfacciones que te ha dejado el trabajar en esta cuarentena?

El ver cómo mis niños siguen aprendiendo tantas cosas desde la casa y escucharlos decir que nos extrañan mucho y al colegio. Así como el apoyo de las mamás por conseguir los materiales para sus clases en vivo y todo el esfuerzo que hacen para estar junto a ellos ayudándolos a realizar las actividades que les mandamos (se han transformado en su segunda Miss).

Evelyn Lizeth Salazar Muñoz

Colegio Americano, English teacher (second grade / elementery), con 7 años de experiencia.

Si pudieras regresar en el tiempo, y fuera el último día en que vieras a tus niños, ¿qué les dirías? 

Les diría que todo lo que ocurrió en el pasado lo guarden en su memoria, en un cachito de su corazón, que vivamos el día presente con mucha alegría y felicidad, reconociendo y admirando todo lo bueno, y esperemos el futuro lleno de retos por superar y de los cuales aprender.

¿Cuántos alumnos tienes? 18; 10 niñas y 8 niños

¿Por qué es de suma importancia que los padres desde el hogar refuercen y empujen a los niños o adolescentes (según sea el caso) que continúen con lo aprendido en casa, estudien, hagan la tarea? 

La educación definitivamente es un asunto compartido, es trabajo en equipo. Los 3 pilares (padres, alumnos, maestros) nos debemos comprometer a dar el 100% en cada rol. Ahora toca en casa ser el ejemplo, los niños ven como sus mamás y papás hacen home office, están al pendiente de sus actividades, hacen las tareas de casa, juegan, y todo ahora en un ambiente compartido y de mucha convivencia. El año no se pierde, los alumnos no aprenden menos, al contrario; se gana una nueva experiencia que muy seguramente se quedará en la historia de todos nosotros.

Leyla García León

Colegio Americano, este es su primer año como coordinadora de primaria inferior, con siete años de experiencia como maestra.

¿Cuáles son las mayores satisfacciones que te ha dejado el trabajar en esta cuarentena?

Me alegra muchísimo ver como la distancia NO detienen el aprendizaje, sino que al contrario nos ha hecho crecer de forma profesional y personal. Me siento muy orgullosa de mis maestros quienes se han adaptado al uso de nuevas herramientas tecnológicas y plataformas virtuales en un corto periodo de tiempo. Aunque es muy pesado siempre están con una buena actitud y dispuestos a aprender algo nuevo para tener mejor conexión con sus alumnos.  

Otra gran satisfacción es que la sociedad y nuestra comunidad pueda reconocer el valioso trabajo de los maestros. ¡No es nada fácil!, tienes que tener vocación y pasión por la enseñanza, y agradezco ver que en esta cuarentena nuestro trabajo como maestros ha sido más valorado. Además, ha sido muy bonito ver el trabajo en equipo, entre maestros, alumnos y padres de familia. Necesitamos de todos para salir adelante.

Dicen que las maestras son todólogas. ¿Qué opinas al respecto?

¡Claro!, dentro del salón de clases no solo somos maestras, en ocasiones somos enfermeras, actrices, psicólogas, artistas de dibujo, cantantes, consejeras, amigas, cocineras, abogada etc. Y aunque sabemos que profesionalmente no somos ninguna de los anteriores, es muy lindo escuchar que para tus alumnos eres “la mejor cantante” o que tus dibujos “son los más bonitos”.

María Luisa Castañol Medina, “Miss Malu”

Instituto Cumbres, al frente del grupo desde 1995, un año como coordinadora de primaria

¿Cómo es tu día a día en estos días de aislamiento?

Básicamente estoy conectada de 8 a 3 en las diferentes plataformas que tenemos para estar en comunicación. Especialmente de 9 a 12 en Zoom supervisando las clases y apoyando a las maestras. Son tres diferentes clases por hora, así que confiando en que esté bien el Internet, ya que somos cinco en mi casa que estamos conectados en clases y trabajo.

¿Quién o quiénes fueron tus ejemplos para dedicarte a lo que hoy haces?

Mi mamá, algunos maestros de secundaria y prepa. 

Tu mejor recuerdo de cuando eras pequeña y tenías clases:

¡Muchísimos! Pero sobre todo mis amigas, que hasta la fecha seguimos unidas. 

Sandra Carolina Domínguez Charles

Colegio Ignacio Zaragoza, maestra titular de segundo grado, con 20 años de experiencia.

¿Por qué decidiste ser maestra? 

Cuando era pequeña me gustaba jugar con mi hermana y nuestros amigos de la cuadra a la escuelita y yo quería ser siempre la maestra, también en un tiempo mi papá fue maestro pero a nivel licenciatura y me gustaba verlo cuando daba sus clases, pero creo que Dios te va llevando de lugar en lugar para por fin dejarte en donde eres útil para servir  los demás, porque cuando terminé la preparatoria hice mi examen para entrar a la Facultad de Ciencias de la Administración y pues empecé a tomar clases de Contaduría porque mi papá es contador y quería seguir sus pasos pero mi corazón decía que no era lo mío. Mi papá al principio se enojó, pero al escucharme que es lo que yo quería hacer me apoyó para volver a presentar examen, pero ahora en la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de la Universidad Autónoma de Coahuila. 

En una práctica que nos llevó la maestra Zoila y poder trabajar con niños de educación especial me movió mucho y fue cuando decidí que lo mío era poder ayudar a los niños.

¿Qué es lo que más orgullosa te pone de tu trabajo? 

El ver a mis alumnos todos unos profesionistas, verlos convertidos en hombres y mujeres comprometidos con su país y con su ciudad. Eso me llena de orgullo de haber sido parte de esa formación no solo de conocimientos sino también en la educación del corazón. 

Aun en la distancia… INDIVISA MANENT (permanezcamos unidos).

Zilia Marcela Estrada González

Colegio Ignacio Zaragoza, con dos años en la institución, maestra de primero y segundo de secundaria.

¿Qué es lo que más orgullosa te pone de tu trabajo?

Me hizo sentir muy satisfecha que los padres de familia reconocieron lo que hacemos, se dieron cuenta que no es una tarea fácil para quien no posee las habilidades para la enseñanza o la vocación de un maestro. Fue alentador recibir palabras de apoyo y empatía de los padres de familia.

¿Quién o quiénes fueron tus ejemplos para dedicarte a lo que hoy haces? Mi mamá, aunque no fue maestra ella siempre quiso serlo y su forma de ser y de educarnos fue el modelo de maestra que cualquiera quisiera tener.

Dicen que las maestras son todólogas. ¿Qué opinas al respecto?

Totalmente de acuerdo, es una función similar a la de las mamás, pero sin que vivan contigo, los regañas, los aconsejas, cuidas su presentación personal, también los apapachamos, curas heridas, cantas, cuentas chistes, limpias, modificas posturas, corriges formas de hablar, trasmites valores, y eso hablando solo de lo que hacemos al interactuar con nuestros alumnos.

Denisse Mauderli Mendoza

Instituto Vivir, educadora de Kínder 3, con 15 años de experiencia. 

¿Qué tan importante es inculcar en tus alumnos, valores como el respeto o el compañerismo?

El de la generosidad. Que aprendan a ser generosos consigo mismos, que se amen y acepten como son. Así podrán amar y aceptar a sus compañeros, sabiendo que existen diferencias y semejanzas y que ambas están bien. Así florece la tolerancia y el respeto entre ellos. 

Cada uno de los niños son como un árbol, un árbol es parte de la naturaleza, no tratas de cambiarlo. Lo aceptas como es, solo lo riegas con amor todos los días. Deseando que florezca maravillosamente.

¿Cuáles son las mayores satisfacciones que te ha dejado el trabajar en esta cuarentena?

El poder darme cuenta que los seres humanos podemos adaptarnos a cualquier condición. Que podemos cambiar y transformarnos. Los limites no existen, si uno quiere lograr algo es necesario solo una buena actitud, ganas de lograr las cosas, creer en lo que haces y dar todo el corazón en ello.

¿Y los retos?

Los retos que día a día estoy segura los tiene cualquier maestra que desempeña el rol de mamá y maestra al mismo tiempo. Es un día a la vez, ni lo piensas…cada día es distinto. No puedes planearlo. En mi caso siendo mami de dos niños Leo de 7 años, Hugo de 10 y Ana Olivia de 10 meses es toda una aventura. Trato de dar lo mejor de mi cada día y repartirme en todos los roles. La verdad siempre lo he visto con una chispa de comicidad la manera en que logramos terminar el día, exhaustos. Es un trabajo en equipo, mi esposo Hugo siempre me apoya en todo momento.

Alejandra López, “Janny”

Instituto Vivir, maestra de canto que actualmente dirige el coro del colegio, por las tardes es vocal coach con clases particulares. Con 28 años de trabajo en el Vivir, 12 de ellos frente al coro.

¿Por qué decidiste ser maestra de música?

Desde muy pequeña mis padres me inculcaron el arte musical, específicamente piano y canto, pero cuando empecé a dar clases, me di cuenta de que es una de las mejores satisfacciones que te da la vida, es muy bonito compartir lo que uno aprende, y es un orgullo tener la oportunidad de estar frente a niños del coro Vivir.

¿Qué es lo que te causa orgullo de tu trabajo?

Hay muchas cosas por las que me siento muy orgullosa de estar en el Vivir, aparte de las presentaciones de Gala cada año, que son muy motivantes, el video virtual que acabamos de hacer de “VA PENSIERO”.

Presentaciones con el coro en diferentes lugares de Saltillo, tengo el orgullo y me siento muy afortunada de haber hecho el Himno del “Instituto Vivir” hace años. Muy orgullosa de trabajar con niños felices y seguros de sí mismos.

Rémie Neijts

Especial día del maestro: Rémie Neijst. Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, con 6 años como maestro dando clases en preparatoria. 

Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, con 6 años como maestro dando clases a alumnos de preparatoria. Director Académico de Ciencias e Idiomas. Tanto como director de programa Multicultural.

¿Por qué decidiste ser maestro? Es el trabajo más noble que puedes hacer en México. 

Si pudieras regresar en el tiempo, y fuera el último día en que vieras a tus alumnos, ¿Qué les dirías? Lo mismo que les he dicho cuando me fui. Les iba extrañar pero que sean realistas, la realidad nueva posiblemente va a ser muy diferente si no habrá vacuna o remedia adecuada. Que toman la contingencia como oportunidad y sacan lo mejor de ella. Innovar, vivir con menos, enfocar en la gente cerca de ti. 

¿Quién o quiénes fueron tus ejemplos para dedicarte a lo que hoy haces? Luc Swerts, profesor de Francés de secundaria. Marc Van Ranst, Profesor de Virología y consejero al gobierno de Bélgica en la Universidad Católica de Luvaina. Profesor Willy Vertraete Profesor Biotechnologia. 

Dicen que los maestros son todólogos. ¿Qué opinas al respecto? En el TEC de Monterrey es seguramente el caso. Doy varias materias, les doy al 100% en inglés (o puede ser en francés o español también) Usamos mucho tecnología e informática, además estamos formados pedagógicamente para ser líderes e interactuar con los alumnos. Como extranjero es difícil opinar sobre otras instituciones en este país, pero después de haber vivido ya casi 7 años en México el problema número 1 que veo es falta de buena educación, honestidad e integridad en este país. 

Mélida Rumayor Cárdenas

Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, con 20 años de experiencia atendiendo alumnos de preparatoria y nivel profesional. 

¿Cuáles son las mayores satisfacciones que te ha dejado el trabajar en esta cuarentena? 

Poder estar cerca de mi familia, convivir 24/7 y también el ver que mis alumnos han superado los retos y dificultades que se presentan y lograr la meta que es que ellos sigan aprendiendo en este modelo digital.

¿Y los retos? 

Mantener la atención de los alumnos, diseñar actividades creativas y poder establecer horarios.

Si pudieras regresar en el tiempo, y fuera el último día en que vieras a tus alumnos, ¿Qué les dirías? 

Que los quiero y admiro, y me encanta ser su maestra.

Tu mejor recuerdo de cuando eras pequeña y tenías clases.

Me acuerdo que nos levantábamos muy temprano porque pasaba por nosotros el transporte y éramos los primeros, me gustaba mucho el recreo y disfrutaba mucho la clase donde nos encargaban leer libros.

Malena Monroy

Universidad La Salle, coordinadora de Idiomas e Internacionalización a nivel profesional, con 29 años de experiencia. 

¿Por qué decidiste ser maestra?

Decidí ser maestra porque descubrí que era mi pasión desde el primer salón de clase que pisé.

Dar clases me saca una sonrisa.

Sentí que era mi vocación al ver que podía contribuir a formar personas que cambiarían al mundo.

Saber que trasciendes a través de la formación de mentes y corazones.

Si pudieras regresar en el tiempo, y fuera el último día en que vieras a tus alumnos, ¿Qué les dirías?

A mis alumnos les diría que eventualidades como esta que estamos pasando, ocurrirán siempre en la vida; la diferencia entre bien librarlas o no, radica en la actitud que tomemos cuando se nos presentan. Que abracen el cambio, que exploren este nuevo mundo que tenemos enfrente. Y que si es necesario “se reseteen”. 

¿Quién o quiénes fueron tus ejemplos para dedicarte a lo que hoy haces?

Mis ejemplos para ser lo que soy hoy, primeramente fueron mis padres. He tenido los mejores y se convirtieron en mis mejores maestros. Además, recuerdo maestros inspiradores en todas mis etapas de estudiante: Miss Lolis, Delia, Nelly, Donna, Eileen, Lupina, Marielena, Chayo, Bonny, Fidel, Pedro, Jorge…

Ana María González Mendoza

Especial día del maestro: Ana María González Mendoza

Seminario Diocesano de Saltillo, imparte las materias de Relaciones Públicas y Psicología del Desarrollo.

¿Por qué decidiste ser maestra? 

Hace 5 años recibí una invitación muy especial de Olivia, Coordinadora de la Carrera de Comunicación de la Universidad La Salle y así comencé este camino de la docencia.

Don Bosco escribía: Para ejercer una influencia benéfica, es indispensable participar en las alegrías de niños y jóvenes.

Satisfacciones que te deja la docencia:

Satisfacciones muchísimas, cada semestre se vuelve un reto, prepararme, actualizarme y descubrir las potencialidades de cada alumno. Nada es igual, todo es cambiante, no puedo quedarme con la misma planeación de un año anterior. Para mí es muy importante llevar la teoría a la realidad en que se vive hoy.

¿Qué se agradece? Estar juntos como familia, la salud, el trabajo.

Luis Carlos Jaime Garza

 

Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, maestro de preparatoria tercer y cuarto semestre, y en Profesional ocasionalmente con materias de tronco común en Humanidades. Con 12 años de manera intermitente, de los cuales los últimos siete han sido ininterrumpidos.

¿Quién o quiénes fueron tus ejemplos para dedicarte a lo que hoy haces?

En Prepa Tec Saltillo recuerdo perfecto al Profesor Pedro Morales Pequeño de Biología, que me transmitió su pasión por la conservación del medio ambiente; y a la Mtra. Esther Quintana Salinas, que impartía emocionada la clase de Historia de México –de la que soy titular actualmente–. En Campus Monterrey le estaré siempre agradecido al Lic. Carlos Ocañas Benavides, un exigente y disciplinado abogado civil de un profesionalismo incomparable. Y en la Universidad de Texas me mantuvieron siempre cautivado los Doctores Thomas Bellows de Ciencias Políticas, y el libio-americano Mansour el-Kikhia del Seminario en Terrorismo. Este último me impulsó a eventualmente cursar un posgrado especializado en ese tema en la Academia Militar de Vermont (Universidad de Norwich). 

¿Qué materias impartes y que cargo tienes? Me desempeño como Director de Letras, Ciencias Sociales y Humanidades en la Prepa Tec Saltillo y ahí imparto las materias “Globalización y sus Retos” sobre relaciones internacionales contemporáneas, y “Retos del México Actual,” cuyo contenido se centra en la historia nacional desde la transición democrática de inicios de Siglo XXI. En carrera he dado la clase “Geopolítica y Cambios Globales,” entre muchas otras.

Dicen que los maestros son todólogos. ¿Qué opinas al respecto? Que tal aseveración es falsa, aunque nos esforzamos por ser lo más cultos posible. No se puede ser todo a la vez y me remito a la máxime abreviada de Sócrates: “¡Solo sé que no sé nada!”

 

 

Nidia Martinez
Nidia Martinez

Reportera y creativa. Escribe sobre las tendencias actuales de música, cine, series, famosos y todo lo relacionado con el mundo del espectáculo. Particular interés en entrevistas con músicos. Fanática de la literatura infantil, los perros y la cerveza.

No hay comentarios

Comentarios cerrados