Fotógrafos contemporáneos que juegan con el color

Gracias a su ojo entrenado y sus habilidades en la edición, estos tres fotógrafos de Italia, Japón y Estados Unidos, logran darle más color y contraste a sus imágenes, que la realidad misma.

Plantas, animales, ciudades, personas y paisajes, son sólo algunos de los infinitos temas que aborda la fotografía contemporánea.
El ojo de un fotógrafo entrenado trabaja constantemente, encontrando una historia para contar en cada objeto o lugar que mira.
Mientras nosotros tan sólo miramos, ellos observan un encuadre, una situación y logran capturarla con una cámara. Hoy, estos artistas de la cámara, pueden pensar en más colores que los que sus ojos distinguen: jugando con la luz natural -y luego tocando botones en la edición-, logran que las fotografías tengan más contraste y brillo que la realidad, destacando lo mejor del mundo, con más precisión que nuestra limitada vista.

Seleccionamos a tres artistas que juegan con las posibilidades infinitas del color y el contraste, en distintos rubros de la fotografía. Desde Italia, Japón y Estados Unidos, estos creativos hacen click con su cámara y pintan una historia con millones de colores.

 

  • YUICHI YOKOTA

Fue elegido entre 4000 personas del mundo para pasar tres meses en Finlandia, haciendo turismo de relaciones públicas y sacando fotografías de las zonas más frías del país.
Gracias a ese viaje y sus imágenes de las auroras boreales, en el 2016, ganó el oro en los Premios Internacionales de Fotografía.
Hoy en día, se dedica a participar de diversos certámenes nacionales y extranjeros relacionados con el turismo.

Este fotógrafo freelance de Tokyo, Japón, propone conversar con la gente por medio de sus fotografías, sin tener que decir una palabra: “Mis fotografías retratan mis sentimientos internos y reflejan las hermosas experiencias que recojo alrededor mío”, declara el artista.
Entre sus imágenes se encuentran muchos paisajes, vida cotidiana y representación de la cultura japonesa en diferentes expresiones, siempre trabajando con el color y el contraste de una forma muy sutil y refinada.

 

  • ANNAMARIA BRUNI

Fotógrafa desde su más tierna infancia por herencia paterna, esta italiana comenzó su carrera como asistente de fotografía en Sardinia y luego, en Milán, se especializó en moda. Por su trabajo en este rubro, fue que desarrolló una gran habilidad para hacer retratos de mujeres, los que siguen siendo su gran pasión. Otra de sus pasiones es viajar, donde encuentra inspiración para fotografía de otros estilos, como las de animales, plantas y cultura general. “En el borde del desierto del Sinaí, en Medio Oriente, pude combinar mis dos pasiones: el mar y la tierra, la naturaleza y la cultura, el agua submarina y la fotografía del reportaje”, comenta.

Este año, ganó el primer premio en el Nikon Photo Contest con su foto “Saludo al sol”, en la que capturó a una mujer de 73 años en su sala a oscuras, con el sol brillante entrando por su habitación.

Tiene una gran facilidad para trabajar con el contraste, y confiesa que sus imágenes de la naturaleza no tienen mucho trabajo de edición, ya que los colores y una buena iluminación por parte del sol son suficientes para resaltar lo mejor del mundo.

 

  • MABRY CAMPBELL

Oriundo de Houston, Texas, está enfocado en la fotografía arquitectónica y de industria, logrando destacar la belleza de las edificaciones que construye el hombre.

Además, trabaja mucho con el blanco y negro fundido con mucha exposición, para crear imágenes de una realidad alterada, buscando jugar un poco con la confusión visual del espectador en un momento inicial: sorprenderlo y que no pueda distinguir bien los planos. De su arte, además, se destaca la ausencia de personas y el fuerte protagonismo de las texturas, que parecen ser palpables a simple vista. 

“Una forma arquitectónica es silenciosa en el sentido literal de la palabra, como es una forma de paisaje”, dice Mabry Campbell sobre sus fotografías.

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado