ESCRITURA TERAPÉUTICA (I)

Me recuerdo perfectamente acostada sobre mi alfombra, con una agenda que me regalaron en mi cumpleaños, traída de Madrid. 

Esa agenda la utilicé como un diario personal, donde escribía todo lo que se me ocurría: mis historias, mis sueños, mis sentimientos e ideas; con mucho y poco sentido.

Amaba mi libreta  me emocionaba llegar a la escuela e ir inmediatamente a plasmar ahí lo sucedido en el día. Creo que desde ese entonces escribo para expresar todo lo que me cuesta trabajo decir, lo que quiero guardarme para mí y lo que siento en mi corazón, desde lo más profundo hasta lo más banal.

Me acabé las hojas, se cerró el cuaderno y se quedó tan lleno de mí, de mis miedos, de mis amores, de mis amigas, de lo que tenía,de lo que no tenía y lo que quería.

Recuerdo que al escribir inmediatamente sentía una cierta liberación, junto con una alegría y paz inexplicables y muy sanadoras; parecía una forma de ir a terapia y, sin
darme cuenta, lo hice y lo sigo haciendo sin saber, ni conocer sobre la escritura terapéutica.

Te dejo como tarea que agarres una pluma, un papel y escribas lo que sea, lo que salga de tu mente y de tu corazón y pongas atención a lo que sucede dentro de ti.

La escritura terapéutica es escribir, dejándote llevar, para plasmar sobre papel tus pensamientos, emociones, sin importar el qué, ni el cómo. Lo único importante es liberar esas emociones, pensamientos, bloqueos o preocupaciones y dejarlos salir.

Al escribir lo que piensas y sientes, de manera libre, sin juicios, ni represiones, puede darse el proceso de aceptación y transformación. Es posible que esto no suceda al instante, sino un tiempo después. La idea detrás de todo esto es que la mente genera nuevos pensamientos durante el proceso, así vamos sanando y nos enfocamos en la búsqueda de soluciones, dejando atrás la situación y mirando al futuro. La escritura terapéutica es un encuentro con uno mismo. En el momento de practicarla, no tratamos de resolver la situación, sino liberarnos de lo que nos atormenta.

El objetivo principal es expresar lo que llevas dentro. Puedes expresar tus bloqueos, miedos, emociones, pero también puedes dejar sobre papel tus sueños y anhelos. Y es que plasmar sobre papel lo que sientes también te permite encontrar claridad“.

La escritura terapéutica tiene muchos beneficios, así como muchas formas de practicarla, que expondré en nuestro siguiente encuentro. Por lo pronto, te dejo como tarea que agarres una pluma, un papel y escribas lo que sea, lo que salga de tu mente y de tu corazón y pongas atención a lo que sucede dentro de ti después de realizarla.

Mariana Cabello

Mujer apasionada por encontrar un propósito en la vida. Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Enamorada de las letras y del sentimiento que provoca el transmitir ideas, expresiones y conocimientos.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado