¿Eres dependiente de tu pareja?

En esta edición de LIFEadvice, las coaches Kim Giles y Nicole Cunningham le ayudarán a hacerse las preguntas difíciles para saber cómo se muestra usted en su relación.

Pregunta:

Necesito ayuda con los sentimientos de inseguridad. Estoy saliendo con esta mujer desde hace un poco más de seis meses y lo pasamos muy bien juntos. Los dos somos divorciados, de modo que estamos ocupados con nuestros hijos, nuestras profesiones y tratando de hacer malabarismos con todo, y hacernos un tiempo para los dos. Cuando estamos juntos, me parece que nuestra relación tiene futuro, pero cuando no nos vemos, me da la sensación de que me engaño a mí mismo ya que ella tiende a alejarse.

Sé que está ocupada, pero ¿cuál es la expectativa realista en lo que se refiere a la comunicación, llamadas telefónicas y textos para estar conectados y que cada uno sea parte de la vida del otro? Nunca me consideré demandante, pero descubro que necesito más comunicación de la que recibo. ¿Qué puedo hacer?

 

Respuesta:

Hay algunas cuestiones que nos gustaría abordar aquí, pero empecemos por “¿Cuál es la cantidad de comunicación adecuada en una relación romántica para sentirse conectados y llevar adelante la relación?” La respuesta puede resumirse en una palabra… depende.

Depende del tipo de persona que es usted y el tipo de persona que es ella.

Algunas personas necesitan más atención, reconocimiento y comunicación que otras para sentirse a salvo y seguras. Algunas en realidad necesitan tiempo y espacio sin comunicación para sentirse a salvo y seguras.
Como usted dijo, parece ser una de esas personas que se sienten un poco inseguras y necesitadas de comunicación y conexión para sentirse a salvo. La pregunta es ¿esta mujer lo sabe, pero no tiene interés en usted… o se toma su tiempo alejada porque necesita ese espacio para sentirse bien y esa necesidad no tiene nada que ver con usted?

Le convendría hacerle algunas preguntas para saber si necesita tiempo para estar sola y alejada y reponer sus energías o si es una de esas personas (como usted) a las que les gusta estar en contacto y conectadas la mayor parte del tiempo.

Lo difícil es encontrar el buen equilibrio para la relación y que usted aprenda a pedir lo que necesita para así poder crear expectativas saludables para ambos y de ese modo no sentir abandono, decepción, asfixiar o avasallar al otro.

A veces, también tenemos expectativas (o nos hemos acostumbrado a estilos de comunicación) de nuestras parejas anteriores, lo cual podría generar expectativas en su relación actual, y eso representa un problema porque las personas son diferentes.

Las siguientes son cuatro preguntas que le ayudarán a tener claridad con respecto a sus necesidades y hasta qué punto son saludables y cómo establecer expectativas saludables en su relación. Luego, le daremos un léxico y algunos consejos comunicacionales que le permitirán descubrir cómo pedir para ver satisfechas sus necesidades.

 

1. ¿Por qué necesito una comunicación constante? ¿Estoy buscando un reconocimiento?

Es importante detenerse en esta pregunta. Cuando la señal del teléfono le indica que llegan textos a lo largo del día ¿se siente reconocido, especial, importante? La respuesta supongo que es afirmativa, y esto nos sucede a todos. Por ende, si el teléfono no suena ni marca la llegada de textos, ¿siente que duda de sí mismo o no se siente tan valioso?

Decimos que no recibir mensajes activa entonces su miedo al fracaso -el miedo a no valer lo suficiente. Por ende, los sentimientos de inseguridad y de duda acerca de sus relaciones pueden surgir toda vez que la comunicación disminuye. Es como si su valor personal y su autoestima recibieran un pequeño empujón cada vez que usted se comunica, y su ego y su confianza individual se acostumbran a este estímulo, y eso significa que cuando no se da, el miedo entra a hurtadillas, usted empieza a compararse con otros y siente que tiene menos valor y menos importancia. Cuando su valor personal depende de estos mensajes, siempre sube y baja y usted siempre se siente en riesgo.

Si quiere una buena relación, debe empezar con una autoconfianza saludable y tener la certeza de que ésta es constante para no moverse en una montaña rusa de emoción y transformar su autoestima en responsabilidad de sus parejas.

Idealmente, usted quiere estar en un lugar donde se sienta valioso, importante y digno por sí mismo y cuando lo recibe de otros, su amor propio desborda, no se llena. Para lograr esto, quizá deba cambiar los factores que determinan su valor. Como perspectiva, le recomendamos considerar que su valor intrínseco no cambia cuando usted recibe atención de los demás y no cambia cuando eso no ocurre porque usted ve que su valor intrínseco (y el valor de todos los seres humanos) es inmutable y no cambia en ningún momento, pase lo que pase.
Usted es único, uno en su tipo, y nunca habrá otro usted (como nos sucede a todos en el planeta). Esto significa que tiene un valor infinito y absoluto, que ninguna persona o experiencia puede disminuir o cambiar. Al menos puede verlo de esta manera si quiere porque todo es cuestión de perspectiva.

Le recomendamos que se observe y que observe el estímulo que recibe de otros cuando atrae la atención a través de la comunicación y se recuerde a sí mismo que su valor y su autoestima no dependen del contacto o la atención que recibe de su pareja. Cuanto más lo elabore, más disfrutará del reconocimiento y la atención, pero no los necesitará para estar bien.

 

2. ¿Necesito la comunicación para sentir que pertenezco?

Muchos de nosotros tenemos un profundo deseo de pertenecer a alguien o a algo como una manera de sentirnos conectados y valiosos. Que nos inviten, nos incluyan y nos pidan ideas y aportes nos hace sentir valorados y que pertenecemos. Este sentimiento de pertenencia puede hacernos sentir a salvo y seguros en el mundo y llevarnos a pensar que no debemos enfrentar nuestros desafíos y nuestras pruebas solos. Sin la conexión a través de la comunicación constante, muchas personas se sienten aisladas, desconectadas, que no pertenecen.

Esto se convierte en un problema cuando usted necesita ese sentimiento de pertenencia como una muleta o una red de seguridad, por así decirlo. Nuevamente, es un terreno peligroso donde ponemos nuestra seguridad y confianza en manos de otros y no los asumimos como responsabilidad nuestra.

Observe esa necesidad de pertenecer y la seguridad y la confianza que le da. Explore la idea de sentirse fuerte, valiente y seguro sin una comunicación constante. Eso le dará una idea de si realmente se desplazó a sí mismo y está recurriendo a los otros para sentirse bien.

 

3. ¿Me siento cómodo solo?

Todos tenemos diferentes niveles de comodidad y seguridad cuando estamos con nosotros mismos. Muchos nos sentimos más plenos y equilibrados con otros alrededor. Otras personas se sienten mejor y más equilibradas cuando tienen la posibilidad de estar solas para realizarse plenamente. Puede gustarles leer, hacer ejercicio o incluso estar en la casa solas y eso las restablece para disponer de energía que luego derraman sobre los seres que aman.

Estas dos formas de restablecerse y recargarse pueden generar muchas veces una falta de comunicación y expectativas de comunicación poco coordinadas en las relaciones. Por ejemplo, si usted se siente mejor con otras personas cerca y a su pareja le gusta estar sola, quizá vea esto como un rechazo o lo tome en forma personal. De hecho, no tiene nada que ver con usted, simplemente es su capacidad para restablecer el equilibrio para sí misma, o sea que generará problemas si usted se ofende. Hablar esto con su pareja los ayudará a ambos a establecer expectativas realistas y ver satisfechas sus necesidades y las de ella.

 

4. ¿Hago que mi vida sea feliz, tengo suficientes intereses, pasiones o hobbies?

¿Es su vida (sin su interés amoroso) rica, llena de intereses y de felicidad o ha puesto muchas expectativas y mucha presión en que esta relación satisfaga todas sus necesidades?

Muchas veces, estamos tan entusiasmados con nuestra relación y disfrutamos tanto de nuestra mutua compañía que sin darnos cuenta ponemos toda nuestra dicha en ese solo lugar. Podemos desdeñar nuestro cuidado personal, nuestro equilibrio, nuestros amigos y familia, nuestros hobbies y hasta nuestra profesión por querer pasar nuestro tiempo sólo con nuestro nuevo amor. Puede ser un terreno poco saludable y peligroso ya que las relaciones duraderas y sanas tienen un equilibrio de ambas partes.

Mantener las relaciones con sus amigos y su familia, seguir dedicando tiempo a sus hobbies y asegurarse de seguir cuidándose con ejercicio, buena comida y sueño, es esencial para tener un estado óptimo. Si estamos equilibrados, la relación prospera.

Algo de todo esto puede haber sido acertado o no en su caso, pero tenga presente que nada hace morir más rápido el amor que la demanda y la codependencia, y nada es más atractivo que la confianza.

Quizá también le convenga ponerse en el lugar de la persona que ama y preguntarse incluso cómo contestaría ella estas cuatro preguntas. Cuando sienta que ha sido objetivo, le convendría quizá tener una conversación abierta con ella sobre sus necesidades y expectativas en la relación. Pídale que le diga primero qué espera ella, luego pregúntele si puede compartir lo que espera usted -pero no se muestre necesitado o débil y asegúrese de que ella no se sienta atacada o criticada.

No olvide divertirse, reírse y mantener la conversación significativa, interesante y disfrutable. Poniéndonos demasiado serios o solemnes alejamos a la gente.

 

¡Usted puede hacerlo!

 

 

Tomado de Vanguardia
360

Promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.