ELLE FANNING CONSIGUE SU PROPIA FAMA EN HOLLYWOOD

Aunque su hermana Dakota le haya abierto las puertas de Hollywood, nadie puede negar que Elle Fanning consiguió su propia fama, sola. Desde que protagonizó con Angelina Jolie dos versiones de La Bella Durmiente (‘Maléfica’) o incluso cuando formó parte del jurado del Festival de Cannes, hoy es la estrella más joven del fabuloso mundo del cine con jóvenes 21 años (cumple 22, el 9 de abril). Y al lado de Javier Bardem y Salma Hayek, es también la nueva protagonista de la película ‘The Roads Not Taken’.

– Sí. Con mi hermana solíamos jugar, inventando escenas que hacíamos entre nosotras y ni siquiera se las mostrábamos a nadie. Tampoco era como una obra de teatro. Jugábamos a vivir la vida como si fuéramos secretarias, cosas así. Ella jugaba que era mi mamá y yo era el bebé. Tengo muy lindos recuerdos de aquella época. Cambiábamos constantemente los personajes. Y con mi hermana creábamos historias muy elaboradas, jugando.

– Y cómo fue que dejaron de jugar a ser actrices, para actuar profesionalmente?

– Supongo que mi madre nos debe haber visto y pensó que podía ser una buena idea buscarnos una clase de teatro, para mantenernos ocupadas. En realidad, ella quería que nosotros juguemos al tenis pero no funcionó tan bien. Y al vernos actuar tanto en casa pensó que podía ser otra opción. A mí siempre me gustó. Yo sabía que iba a terminar trabajando en algo dentro del mundo del espectáculo, incluso pensé en un futuro como cantante.

– ¿Cambió en alguna medida tu relación con tu hermana Dakota, en todos estos años?

– El cambio es constante, porque somos hermanas… Supongo que es la evolución natural de tener 21 años y ella 25. Hoy no se nota tanto la diferencia como en otras épocas y podemos hablar de temas que antes ni siquiera tocábamos. En cierta forma somos mucho más amigas, en comparación con los tiempos en que yo tenía siete años y peleábamos mas. A medida que crecemos va desapareciendo la diferencia de edad y vivimos lo mismo, casi al mismo tiempo. Somos extremadamente íntimas amigas. Ella es mi única hermana también. Es todo lo que tengo.

– ¿Y a la hora de trabajar desde tan jovencita no crees que en cierta forma perdiste algo de tu infancia que pudo haber sido diferente si no hubieras tenido que trabajar?

– Supongo que gané muchísimo más haciendo lo que hago. Es donde encontré mi pasión y tuve suerte de haberlo descubierto tan temprano. La gente siempre está tratando de descubrir quien es y lo que quieren hacer. Y para mí fue algo muy especial conseguirlo. Es muy raro. Yo también fui a una escuela regular hasta la secundaria, desde cuarto grado donde tuve fiestas de graduación y todo eso. No siento que perdí nada de nada. Siento que todo fue como un gran juego para mí, donde pude viajar por países diferentes, conociendo otras culturas desde muy joven. En un estudio de cine aprendí a hablar sobre personajes buenos y malos. Honestamente logré una infancia mucho más fuerte porque los mejores actores también tienen cierta sensibilidad muy infantil. Y es algo que yo siempre trato de conservar para mantener viva mi imaginación.

– ¿Pero te gusta la atención que trae ser una Estrella de Hollywood?

– A veces siento que nací en la época equivocada porque me siento identificada con las viejas estrellas de cine donde había cierto misterio muy intrigante, comparado con los medios sociales de hoy donde hay demasiada información y siempre hay que andar dando explicaciones por todo lo que hacemos.

– ¿Quiénes son tus ídolos de las viejas épocas?

– Pienso en Marilyn Monroe que es mi favorita y también Grace Kelly. Para mí, son las mejores. Hubiera sido maravilloso ver lo que eran porque podrían ser totalmente diferentey a lo que yo las imagino. Me gustaría haberlas conocido en su mejor momento.

– ¿Se siente hoy la presión de tener que ser siempre un buen ejemplo, cuando te siguen admiradoras tan jovencitas que pueden imitar cada uno de tus pasos?

– Sí. La presión de ser estrella también creo que lo sufren mucho más los cantantes que tienen que llenar estadios con millones de personas. No puedo imaginar la presión de cantar así, todas las noches, lo que deben sentir. Pero también hay que transformar la presión en un incentivo. Cuando te atrapa el miedo, siendo tan reconocido puede llevarte a lugares muy oscuros. Pero yo creo que la presión es algo bueno. Es la forma en que yo lo veo. Como en todo, cambian los puntos de vista. Para mí, la presión me empuja a mejorar. Quiero demostrarlo. Hay que transformar lo negativo en positivo, para tratar de cambiar a veces.

– ¿Cómo logras mantener los pies sobre la tierra entre tanta popularidad?

– Todos tenemos un Hada Madrina en la vida. Y esa gente, para mí, es mi madre, mi abuela, mi hermana, mi tía. En mi familia somos una tribu de mujeres que nos levantamos el ánimo entre nosotras. También ayuda el equipo de gente que conozco de toda la vida, mi manager, mi representante, mi publicista. Las conozco desde que era muy pequeñita. Crecí con ellas. La gente que me rodea es realmente como mi familia.

– ¿Alguna vez te enfrentaste con el fracaso?

– Claro. Todos experimentamos el rechazo. La gente puede decir “no” pero yo también tengo que buscar mi fuego, mi pasión, para seguir. Hubo roles que quería demasiado y no conseguí. Hay que pasar por una prueba de audición que es la experiencia más aterradora que pueda haber y después no consigues lo que fuiste a buscar. Dejaste tu alma para preguntarte al final “¿Por qué? ¿Qué hice mal?”. Pero hay que darlo todo vuelta y mostrar que no pasó nada malo para seguir adelante, aprender en el camino, aceptando en cierta forma el destino. Pero claro que la tristeza se siente aunque sea por un minuto.

– ¿Y el tiempo libre como lo aprovechas fuera de la fama?

– Me gusta ir a los negocios que venden artículos usados (Risas). Me encanta encontrar cosas. Londres también es un lugar que me hace feliz. Paso mucho tiempo ahí.

– ¿Vas al cine a menudo, en familia?

– Cuando puedo llevo a mi mamá. Ella sí que no va nunca al cine.

– ¿En tu caso te gusta ir al cine o prefieres quedarte en tu casa viendo Netflix o Amazon Prime?

Tengo Netflix, Hulu y Amazon. Me gustan todos porque los programas de TV son muy buenos. Incluso estoy filmando un programa de TV con Hulu. Es algo que hablo bastante con los directores de cine. Es triste porque la gente no está yendo al cine tan a menudo como antes. Me rompe el corazón escucharlo, pero de alguna forma hay que encontrar la forma para que vayan, incluso para ver producciones de bajo presupuesto también. Hay muchas superproducciones que tienen éxito pero en el camino se pierden otras películas y eso es triste, aunque a veces también terminan en los sitios de ‘streaming’ donde finalmente se pueden ver así. Es la mejor forma de tener un mayor reconocimiento también.

– ¿Ir al cine suena a trabajo? ¿Con la facilidad de ver videos en Youtube o incluso Netflix, será por eso que tu generación se está alejando un poco del cine?

– Supongo que la nueva generación hoy ve mucho más en la computadora. Yo también veo esos shows. Y me parece increíble la forma en que estamos progresando por todo el contenido que hay. Me encanta. Pero el cine tiene cierta magia que no se compara con nada. Y es importante cultivar esa magia para la próxima generación, con festivales de cine como Berlinale o Cannes, donde también se vive la experiencia de hablar entre compañeros y ver cine que de otra forma jamás hubieran pasado por una pantalla grande.

– ¿Y del otro lado de la pantalla, teniendo en cuenta que filmaste ‘The Roads Not Taken’, con Javier Bardem y Salma Hayek, qué opinas sobre la falta de diversidad en Hollywood?

– Es cierto que hay actores que no tienen las mismas oportunidades y me parece que tenemos que tomarlo en cuenta. Pero también creo que estamos progresando con el tema de la diversidad, las mujeres en el cine, ser mucho más inclusivos. Es un tema con el que tenemos que ser sensibles para seguir adelante. No sería para nada bueno retroceder en ese sentido. Cruzamos varias barreras pero todavía hay mucho por hacer en esa área, debemos seguir progresando y ser mucho más inclusivos.

– ¿Y habiendo sido La Bella Durmiente de Disney, qué opinas entonces sobre las críticas de los fanáticos de Disney por la elección de una afroamericana como Halle Bailey para el rol en vivo de la sirenita Ariel de ‘Little Mermaid’?

– Yo la amo. Creo que es hermosa, tiene una voz angelical y lo bueno del personaje de Ariel es que puede ser de cualquier raza. No importa. Estoy segura que se ganó el personaje. Yo incluso le puse un comentario en su cuenta de Instagram, dándole la bienvenida al Club de las Princesas de Disney.

En ‘The Roads Not Taken’, Elle Fanning representa a la hija de Javier Bardem, acompañándolo en el peor momento de su demencia, atormentado por el pasado abandono de su primera esposa que interpreta Salma Hayek, inspirada en la verdadera demencia que padeció el hermano de la directora Sally Potter.

– ¿Cómo fue tener a Javier Bardem como tu padre… en el cine?

– El rodaje fue algo muy especial para mí. Cuando me llamaron, Javier (Bardem) ya había aceptado y nunca antes nos habíamos conocido. Y obviamente, es Javier Bardem… trabajar con él no me dio miedo, pero me puso bastante nerviosa. Por el guion, también supe que íbamos a mostrar una verdadera amistad entre padre e hija, con algo muy íntimo y sensible, en una relación muy particular donde íbamos a necesitar cierto nivel de conexión, para conocernos bien.

– ¿Cómo fue esa evolución?

– Me acuerdo cuando tuvimos los primeros ensayos, yo estaba en el piso, recostada y creo que incluso había estado un poco enferma ese día. Y Javier fue muy paternal, me buscó una Coca Cola y algunas galletas y nos pusimos a hablar de las experiencias a punto de la muerte. Fue algo que nos acercó bastante compartiendo recuerdos incluso antes de empezar con el rodaje. Para cuando empezamos a filmar ya teníamos muchísima confianza, como si fuéramos dos almas unidas durante dos meses. Se sintió como si estuviéramos viviendo el personaje aunque no somos necesariamente la clase de actores que actuamos como el personaje, todo el tiempo. Pero la pasamos muy bien juntos y en el estudio estuvimos muy unidos.

– ¿Se nota una gran diferencia entre una superproducción como ‘Malefica’ o una producción independiente como ‘The Roads Not Taken’?

– ¿El lado artístico en comparación con las superproducciones? La experiencia es definitivamente muy diferente con películas como ésta. La escala también es muy grande cuando Angelina Jolie es la protagonista. Es la más grande estrella de cine, es tan famosa… y la producción además es muy diferente a todas las películas que yo hice, donde no suele habrr dinero y hay que correr siempre para tratar de terminar rápido y la adrenalina corre todo el tiempo por el amor al cine. Es algo que también trato de buscar un balance, para trabajar en los dos estilos de cine, seguro.

– ¿Y alguna vez vamos a verte trabajando con Dakota Fanning, juntas?

Queremos trabajar juntas con mi hermana, sí. Es un tema que hablamos mucho entre nosotras. Pero tiene que ser algo bueno, porque solo se puede hacer algo por primera vez, una sola vez. ¿Se entiende lo que digo? Nunca más va a haber una primera vez y tiene que ser perfecto.

Fabián W. Waintal ©
   Twitter: @fabianw
Fotografías Disponibles Bajo Derechos Reservados de Romar Media.

 

Avatar
360

No hay comentarios

Comentarios cerrados