Dron, el mejor amigo del coche

Llegan los automóviles con dron a bordo que acompaña al vehículo y puede efectuar pequeñas misiones, como explorar las condiciones del tráfico, filmar o trasmitir imágenes del entorno, o incluso participar en tareas de rescate o vigilancia. Firmas como Nissan, Renault o Jaguar ya los incorporan a algunos de sus modelos.

Los coches y los robots voladores se están combinando en numerosos prototipos en tiempos recientes y, en algunos casos, esta idea ha saltado de las mesas de diseño gráfico a la producción industrial, lo que sugiere que estos dos vehículos mantendrán un matrimonio feliz y duradero, y probablemente habrá más uniones de esta naturaleza en el futuro.

CON MENSAJERO VOLADOR INCORPORADO

El diseñador de automóviles Rinspeed presentó su coche deportivo y con conducción autónoma ‘tos’, equipado con un dron DJI, que dispone de una plataforma de aterrizaje en la parte trasera del techo del coche, fabricado con el mismo cristal ultrarresistente que se usa en los ‘smartphones’.

Este dron es capaz de proporcionar algunos servicios muy útiles al conductor, cuya primera versión ha sido diseñada sobre la base técnica del coche deportivo BMW i8.

Por ejemplo, este pequeño aparato volador podrá recoger rápidamente en una tienda un ramo de flores que el conductor ha encargado ‘en línea’ durante su camino a casa y, además, resultará muy divertido verlo actuar como un OVNI disparando ‘selfies’ o grabando videos del paseo que se está realizando y transmitiéndolos en directo a los amigos.

SALVANDO MÁS VIDAS

La división de Vehículos para Operaciones Especiales (SVO) de Jaguar Land Rover ha diseñado una versión del modelo Discovery ‘hecha a la medida’ para que la utilice la Cruz Roja austríaca.

El denominado ‘Project Hero’ lleva un dron montado en el techo sobre el cual puede aterrizar cuando el vehículo está en movimiento, gracias a un sistema totalmente integrado en el coche y dotado de una tecnología de retención autocentrante y magnética.

Cuando el dron está en el aire capta imágenes del entorno en directo y las transmite a los equipos de emergencia, ayudándoles a responder con mayor rapidez y eficacia a los deslizamientos de tierra, terremotos, inundaciones y avalanchas, acelerando los tiempos de respuesta a los desastres.

Cuando ocurre una catástrofe, los cambios drásticos en el paisaje aumentan el peligro y la dificultad de encontrar y rescatar a los supervivientes, por lo que la vista aérea que proporciona el dron, que es controlado desde el coche mediante la ‘app’ de una tableta electrónica, permite a los rescatistas investigar una escena de emergencia desde una distancia segura, según el fabricante.

SUBE EL NIVEL DE LA AVENTURA

El fabricante Nissan ha añadido a su modelo X-Trail un equipamiento extra que permitirá a sus usuarios crear recuerdos duraderos de sus aventuras familiares en este coche ‘crossover’: el dron Parrot Bebop 2.

El dron del nuevo Nissan X-Trail X-Scape es compacto, pesa 500 gramos y lleva incorporado un sistema de posicionamiento mediante GPS llamado ‘follow me’ (‘sígueme’) que se controla mediante una ‘app’ para dispositivos móviles y le permite volar junto al coche de forma autónoma.

También incorpora una tecnología de seguimiento visual, de modo que los viajeros pueden tomar fotos y secuencias de video, con el coche en movimiento.

El robot volador viene con un mando para control remoto y unas gafas envolventes que permiten visualizar -estando inmerso en ellas- las imágenes tomadas ‘a vista de pájaro’, con una cámara de 14 megapíxeles y en vuelos de hasta 25 minutos de duración, según la compañía japonesa.

COCHE DE SEGURIDAD AUTÓNOMO.

La compañía Otsaw Digital de Singapur, define a su vehículo O-R3, como el primer robot de seguridad autónomo del mundo, consistente en una combinación de un vehículo de cuatro ruedas que se conduce a sí mismo y un dron de vigilancia, es decir un sistema de vigilancia colaborativa aérea y terrestre, técnicamente denominado UGV + UAV.

El O-R3 está equipado con un arsenal de cámaras y sensores para orientarse en el entorno, detectar anomalías, objetos sospechosos e intrusos, evitar obstáculos y personas, identificar caras y vehículos, y advertir actividades potencialmente delictivas, desalentando con su presencia el crimen y enviando alertas al personal que lo controla desde un centro de comunicaciones.

El dron de vigilancia o UAV puede ser lanzado desde una plataforma que se extiende desde la parte trasera del vehículo de patrulla terrestre cuando es necesario y, por ejemplo, permite seguir a un intruso desde el aire y establecer su localización a cada instante, a una distancia de hasta 100 metros del ‘cuatro ruedas’ nodriza.

Nissan X-Trail X-Scape: the perfect crossover for unforgettable family adventures

Por Ricardo Segura/EFE/REPORTAJES

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado