DEDÍCALE A LO QUE TE SUMA Y HACE FELIZ

“Aquello que no trae calma y serenidad a tu vida, déjalo ir.

No hay precio más caro que perder la paz.”

La Universidad de Duke afirmó en uno de sus más recientes estudios que más del 40% de las acciones de las personas no se basan en sus decisiones, sino en sus hábitos. Y la realidad es que mucho de lo que hacemos lo hacemos en automático. ¿Cuántas cosas haces de forma inconsciente? Qué pasaría si revisaras cuántas de esas cosas te nutren, aportan, impulsan o te restan. Si no nos detenemos a reflexionarlo, pocas veces seremos capaces de mirarlo y reconocerlo.

Sonja Lyumbomirsky, profesora de la Universidad de California, detalla las cosas que tienen las personas más felices en común: Son devotos a pasar gran tiempo con su familia y amistades, disfrutando y nutriendo sus relaciones.
Se sienten cómodos siendo agradecidos por todo lo que tienen.
Suelen ser los primeros en ofrecerse para ayudar en algo.
Son optimistas.
Disfrutan los placeres de la vida e intentan vivir en el momento presente.
Realizan algún ejercicio físico.
Tienen claros sus proyectos personales y ambiciones.
Comparten sus crisis, tragedias y estrés.

Hace unos días leí esta frase… “Dedícale más tiempo a las cosas que realmente te hacen feliz y que te dan paz en el corazón.” Y es que Jennifer Aaker, profesora de Stanford, confirma que la fórmula es demasiado simple: realiza con más frecuencia las cosas que más te hacen feliz. Pareciera muy obvio dedicarle tiempo a lo que más nos hace feliz y nos genera paz, pero a veces dedicamos tiempo a cosas y a personas que pocas veces suman. Dedicamos gran parte de nuestro día al uso del celular, la tecnología, las redes sociales, mirando la vida de otros y pocas veces examinando la propia vida.

Vida solo hay una. Esto que estás viviendo, no lo vivirás de nuevo. Dedícale tiempo a aquellos que te hacen sentir querido y especial.
Dedícale tiempo a quién te dedique tiempo.
Dedícale más tiempo a lo que te hace realmente feliz, a lo que disfrutas, a eso que te genera un gozo.
Dedícale menos horas a las noticias negativas, el chisme, la vida de otros, las personas tóxicas, y comprométete a estar dónde sientas que sumas y te suman.

Trabajar en ti y hacer cosas que te suman significa darte el regalo de amarte. Dedicar tiempo a la gente que te quiere por tu alma, es conectar con la gente que se alegra de verte feliz, que te abraza bonito, que sonríe, llora y vibra contigo.
Conectar con eso que en tu espacio personal te hace sentir cómoda, te reconecta contigo y con tus emociones.
Conectar con tu intuición y obedecer a eso que te grita tu alma, es conectarte con lo más precioso de tu esencia.
Así que date permiso de dedicarle a eso, porque a eso venimos a esta vida: a sumar y a ser felices.

No hay comentarios

Comentarios cerrados