CUATRO CIÉNEGAS EL ORIGEN DE UNA GRAN EXPERIENCIA

Grupos de amigos disfrutaron del evento “Origen, Food, Wine Experience”, en las Dunas de Yeso de Cuatro Ciénegas.

Texto Mauro Marines.
Fotografías Francisco Muñiz.

La primera noche estuvieron en lo alto del valle, entre mármol y el viento, con el desierto a sus pies y una pequeña probadita de lo que les esperaba después. El segundo día la experiencia los adentró entre las dunas, con la arena blanca tapizando el terreno en un oasis de comida, vino y música de la mejor calidad.

Así fue  que se llevó a cabo los pasados 6 y 7 de marzo en el corazón de Cuatrociénegas, sobre la mina de mármol y dunas de yeso cerca de la Poza de la Becerra, con cientos de asistentes y la oferta vitivinícola de los Vinos de Coahuila, así como la culinaria de chefs de renombre nacional e internacional, todo esto acompañado de la mejor música.

La cena VIP del viernes 6, a la cual asistieron solo algunos de los presentes del evento principal del sábado, los introdujo a la experiencia que los elementos en un lugar así pueden provocar, con ráfagas de viento que no lograron mermar la experiencia, donde pudieron degustar vinos coahuilenses y fingerfood a cargo de los chefs de Il Mercato.

Sin embargo, la gran fiesta fue el sábado. Luego de encontrar la entrada a la poza de la becerra el equipo de Origen, presidido por María Fernanda Pérez, presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Hospedaje de Coahuila, los recibió y les entregó el kit eco-friendly, compuesto por un termo de aluminio, una copa de plástico, un plato de peltre y una servilleta de tela, todo con tal de que el impacto humano en el área protegida fuera mínimo.

De ahí partieron en el camión turístico del Hotel 1800 rumbo a las dunas, a unos cinco minutos de distancia, y en el trayecto fueron descubriendo el blanquecino territorio en medio del cual fueron instaladas diversas tiendas de madera y sombrillas, con mesas y sillas para acomodar a los invitados que conforme pasaron las horas, pasaron de decenas a cientos de personas.

En este lugar la recepción quedó a cargo de Fabio Gentiloni, director de Il Mercato, quien acompañado por los chefs Pedro Gentiloni y Juan Ramón Cárdenas ofrecieron los primeros platillos de la tarde; el primero unas tostadas de ceviche, y el segundo, tacos de cabrito que todos probaron más de una vez.

Mientras tanto pudieron observar la preparación del pescado que llevó el chef Juan Arroyo y un poco más tarde degustaron los tamales de barbacoa a cargo del chef Adrián Herrera, ambos gustoso de compartir unas palabras con los asistentes.

Gran expectativa generaron, además, los hermanos Rivera-Río, quienes durante el transcurso de la tarde prepararon poco a poco un lechón que se sirvió como cena, el cual no decepcionó, aunque también tuvimos la oportunidad de probar las creaciones de Alejandra Flores, Andrea Martínez, Domingo Martínez, Juan Carlos Rosales, Pedro Evia y Nicole Gómez.

También hubo presencia de artesanos, algunos representantes de los Pueblos Mágicos de Coahuila pero otros más de negocios como Mina de Tierra, boutique de gemas y fósiles decorados con arte huichol sobre el cual ya hemos escrito en estas páginas, así como la Joyería Carolina Velásquez, el —cuyo café artesanal fascinó a muchos— y Leun’un Arte y Taller.

Los vinos de Coahuila estuvieron presentas gracias a las etiquetas de Casa Madero, Bodegas del Viento, Don Leo, Rivero González y descubrimos a Parvada, con un par de años en el mercado, así como también tuvimos la oportunidad de probar cocteles especiales, cervezas de todo tipo y un mezcal delicioso del chef Juan Ramón Cárdenas.

La tarde nunca perdió ambiente pues siempre contó con algo de música, además del sabor y el paisaje. Entre los músicos asistentes estuvieron el dúo Sotomayor y El Gran Silencio, que cerró la velada, así como Pjama, Pacific Jam y los DJ Audioholic, Hofi Kofi, ClubZ y el grupo Charanga Funkera.

El sol cayó, el viento se enfrió pero la fiesta nunca perdió el ímpetu y en medio de la naturaleza cientos de personas pudimos disfrutar de una gran experiencia.

No hay comentarios

Comentarios cerrados