¿Crees que fumar un cigarrillo al día no daña tu salud?

Un estudio revela que esta práctica incrementa drásticamente el riesgo de sufrir cardiopatías y embolias

Se mire por donde se mire, fumar es malo para la salud, da igual cuánto fumes. Los resultados de un nuevo meta-análisis publicado en The BMJ revelaron que fumar un solo cigarro al día incrementa drásticamente el riesgo de sufrir cardiopatías coronarias y embolias.

Por lo general, siempre se ha considerado que fumar solo en ocasiones sociales o especiales no era perjudicial, sobre todo si se compara esta frecuencia con la de los fumadores empedernidos que se fuman una cajetilla diaria. Sin embargo, este estudio concluye que hasta un cigarro de vez en cuando resulta perjudicial.

En esta exhaustiva revisión se analizaron los resultados de 141 estudios publicados en 21 países entre 1946 y 2015. En total, los estudios siguieron a 5.6 millones de personas para ver quiénes de ellas desarrollaban cardiopatías coronarias, y a otros 7.3 millones para observar si sufrían embolias. Los sujetos del estudio eran personas que gozaban de buena salud general.

Los autores del estudio descubrieron que en los hombres que fumaban un cigarro al día existía un 48 por ciento más de riesgo de sufrir una embolia que los hombres que nunca habían fumado. En el caso de las mujeres, las cifras son mucho peores: un 57 por ciento más de padecer cardiopatías y un 31 más de sufrir embolias, en comparación con las mujeres que nunca habían fumado.

Respeto a los factores de desviación, como la edad, el riesgo es aun mayor: en los hombres, el riesgo es un 74 por ciento y un 30 por ciento más elevado de sufrir cardiopatías y embolias, respectivamente. En el caso de las mujeres, los porcentajes son del 119 y del 46 por ciento.

El tabaquismo ocasional es más perjudicial de lo que inicialmente pensaban los médicos o los fumadores. Los autores del estudio, entre los que se encuentra Allan Hackshaw, de Cancer Research UK, calcularon los riesgos relativos de fumar uno, cinco o veinte cigarros al día.

 

¿Te preocupa tu mal aliento? 
Pues debes saber que el tabaco 🚬 influye en ello, aunque seguramente tú ya no lo percibes. 
Acércate a nuestras Clínicas para Dejar de Fumar y olvídate de oler a cenicero.#SoyHombreYMeCuido #FebreroMesDeLaSaludDelHombrepic.twitter.com/Ny0O53Bh6u

— ISSSTE (@ISSSTE_mx) 27 de febrero de 2018

 

Esperaban que el riesgo de fumar uno supusiera el 5 por ciento del riesgo de fumar 20 (uno dividido entre 20, un cifra que sí se aplica al riesgo de sufrir cáncer de pulmón). Sin embargo, descubrieron que, del incremento de riesgo de sufrir cardiopatías o embolias que existía en los hombres que fumaban una cajetilla al día, los hombres que fumaban un solo cigarro diario tenían un 46 y un 41 por ciento de riesgo respectivamente. En las mujeres, fumar un cigarro al día conllevaba un riesgo del 31 por ciento de sufrir cardiopatías y un 34 por ciento de sufrir embolias del riesgo total del que sufrían las mujeres que fumaban una cajetilla.

Los investigadores también controlaron a los sujetos cuyo hábito de fumar pudiera haber cambiado, ya que participar en el estudio podía llevar a algunos participantes a intentar fumar menos. Pero tras examinar los estudios con seguimiento hasta 1995, vieron que los resultados no cambiaban.

 

La concentración de #monóxido de carbono en el humo del #tabaco es mayor que en lo#automóvileshttps://t.co/OJZgwIEI5D#HazViralLoSocial pic.twitter.com/NeQAtmyXdR

México Social (@MexicoSocial_) 27 de febrero de 2018

 

Mediante la meta-regresión, los investigadores también controlaron los niveles de colesterol, presión sanguínea, índice de masa corporal, educación e incluso la frecuencia con la que se ejercitaban los sujetos. Nuevamente, los resultados no mostraban desviación alguna.

Estos hallazgos coinciden con los de un estudio de JAMA realizado en enero de 2017 en el que participaron aproximadamente 290 mil adultos y que reveló que “el tabaquismo de baja intensidad prolongado durante toda la vida implicaba un mayor riesgo de mortalidad en general, incluyendo muerte por cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular [en comparación con quienes nunca habían fumado]”.

Pero este era el primer estudio que combinaba los resultados de la embolia y la enfermedad coronaria, ofreciendo así un incentivo a los fumadores para dejar el hábito por completo en lugar de simplemente reducir los cigarros fumados al día.

 

 Queda demostrado que no hay ningún nivel de tabaquismo inofensivo para el sistema cardiovascular…” 
ALLAN HACKSHAW, DE CANCER RESEARCH UK

“Aunque reducir el consumo tiene beneficios evidentes, sobre todo en lo que respecta al riesgo de cáncer, en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares el riesgo no es tan elevado como los fumadores pueden creer”, escribieron los autores. Y concluyeron: “Queda demostrado que no hay ningún nivel de tabaquismo inofensivo para el sistema cardiovascular… Los fumadores deben dejar el hábito por completo y no reducirlo si quieren evitar la mayor parte del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y embolias, los dos trastornos más comunes e importantes que provoca el tabaquismo”.

¿Y qué hay de los cigarros electrónicos? Pues al parecer, debido a la mayor exposición a partículas extrafinas y otras toxinas, quienes fuman este tipo de cigarros pueden seguir teniendo un riesgo mayor de sufrir cardiopatías y embolias, pese a que estos dispositivos liberan menos carcinógenos. Los autores del estudio afirman que los cigarros electrónicos “son un componente importante del proceso de reducción de daños que puede ayudar al fumador a dejar el hábito por completo”.

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado