“Bad Times At The El Royale” el thriller entre dos estados

Jeff Bridges, Jon Hamm y Lewis Pullman nos cuentan sobre los secretos de este film

Por Fabián Waintal

El clásico Hotel Roosevelt de Hollywood está ambientado tal cual como la película ‘Bad Times At The El Royale’, con una larga línea roja que divide la piscina como si fuera la frontera entre California (con tablas de surf) y Nevada (con mesas de ruleta y tragamonedas). Hasta Jon Hamm tiene que cruzar esa misma línea para volver del lado de California donde nos espera Jeff Bridges con el jovencito Lewis Pullman (Sí, sí, el hijo de Bill Pullman), en la esperada entrevista con las estrellas masculinas de la película. Solo falta Chris Hemsworth que no pudo venir porque está filmando la nueva versión de ‘Men in Black’. Pero sacando ese único ‘mal momento’, hasta Jeff Bridges lo compensó regalándonos un libro autografiado con las fotos que él mismo sacó para contar con imágenes el rodaje de la súper producción.

– La película ‘Bad Times At The El Royale’ visita el pasado una y otra vez, desde diferentes puntos de vista ¿En ese sentido, creen que el cine también es una forma de volver a revivir el pasado desde un punto de vista distinto?

Jon Hamm: – No (Riendo).

Jeff Bridges: – Yo sí. A nivel personal, para mí, así es como yo recuerdo el pasado, con el cine, de verdad. Pienso en la edad que tenían mis hijas en aquel entonces… así es como yo miro el pasado, por mis películas.

Jon Hamm: – Ah! ¿Asociando una película con una parte de nuestra vida? Sí, claro, seguro. Es imposible evitarlo. Cualquier rodaje toma demasiado tiempo y obviamente es una experiencia donde conoces gente y te haces amigos, incluso amigos que pueden durar toda la vida.

Jeff Bridges: – A veces.

Jon Hamm: – (Risas) A veces, claro. No fue en este caso, para nada (Riendo). Pero a veces es muy bueno. Y otras veces hay películas como esta donde es como si al final dijeras “Yo… me… tengo… que… ir” (Le cuesta parar de reír).

– En la película, también hay gente que espía detrás de los enormes espejos ¿Como estrellas de cine, se siente en la vida real que la gente los está espiando detrás de un espejo, sin que ustedes se den cuenta?

Lewis Pullman: – (Riendo) Yo no soy una estrella de cine.

Jeff Bridges: – Sí, pero quieres serlo… Y yo creo que es verdad, hay un intento de mirar, supongo. Parte de ser una celebridad, tiene ese aspecto.

Jon Hamm: – Lo que yo odio es cuando la gente hace esto (Saca su teléfono del bolsillo y se lo pone cerca de los ojos como tomando una foto de Jeff Bridges). Y dicen “Ah, solo estoy revisando mi email, pero en realidad te estoy sacando una foto”. Eso me da asco.

– ¿De verdad a ustedes no les gustaría espiar detrás de un espejo, sin que nadie lo sepa, a alguien en particular?

Jon Hamm: – Es que suena bastante grave y horripilante… pero sí. Me parece que Jeff está dudando.

Jeff Bridges: – Sí, estoy pensando en alguien pero es demasiado extraño. Mejor no lo dijo.

Jon Hamm: – Sí, porque es demasiado grosero… Pero aún así, es muy tentador (Risa) En un género difícil de explicar más allá de ser una película de crímenes llena de sorpresas, ‹Bad Times At The El Royale› cuenta la misteriosa historia de siete extraños con muy diferentes secretos que se encuentran por casualidad en el Hotel El Royale, justo en medio entre la frontera de las apuestas de Nevada y el sol de California, en la década del 60 (justo en el momento en que asumía como Presidente Richard Nixon). Lewis Pullman por ejemplo es el miedoso conserje. Jeff Bridges aparenta ser un cura (con el mismo nombre Flynn que usó en ‹Tron›). Y Jon Hamm también simula ser un vendedor ambulante de aspiradoras… aunque ninguno de ellos es realmente quién dice ser que es. El personaje de Dakota Johnson es mucho más honesta cuando al menos se niega a decir quién es y recién sobre el final se sabe, por Chris Hemsworth (digamos, si venía a la entrevista nos hubiera arruinado el final de la película). Y dentro de tantos secretos también se esconde otra secreta filmación que ni siquiera la película muestra de quién se trata.

– ¿Cómo describirían con sus propias palabras Jon Hamm el personaje de Lewis Pullman, para que él nos cuente el de Jeff Bridges y de la misma forma Jeff pueda describir el rol de Jon?

Jon Hamm: – Lo que sabe mi personaje sobre Lewis es que su personaje de Miles es un chico dulce que parece un poco en problemas y necesita cierta ayuda, pero se nota que al menos trata de hacer las cosas bien.

Lewis Pullman: – Lo que yo sé sobre Jeff es que es el Padre Flynn y la gente debería saber solo eso, que es un gentil cura que va a dormir en el Hotel El Royale. Es lo único que mi personaje sabe.

Jeff Bridges: – De Jon Hamm, puedo decirte que protagonizó clásicos como ‘Mad Men’ y ahora interpreta un vendedor ambulante de aspiradoras, que termina en el mismo hotel que nosotros, aunque no sea quien parece que es.

– Entre tantos secretos, la película no revela quién está detrás del secreto film que encuentran ¿Se animan a decir quién creen ustedes que es?

Jeff Bridges: – No creo que podamos decirlo.

Lewis Pullman: – Hay ciertas suposiciones de quien puede llegar a ser, en el cine.

Jon Hamm: – No lo dicen explícitamente, pero hay claves, hay sugerencias. El resto depende del público.

– Hablando de secretos… En la película hay una parte donde queman un film específico que tampoco podemos revelar ¿A nivel personal les gustaría quemar alguna de sus películas, en la vida real?

Jon Hamm: – ¿Quemar?

Jeff Bridges: – Ah, no, no.

Lewis Pullman: – Yo quiero quemar un musical donde tenía una parte que se llamaba ‘Let Love Grow’. Estaba en ‘9 to 5’. Pero no lo vas a poder encontrar. Hay algo filmado en YouTube… ah, no, no, no lo vas a encontrar por ningún lado (Riendo).

Jeff Bridges: – ¿Te gustaría quemar eso? Ay, algo del principio… no sé. Siento que yo era un niño, a mi no me gustaría quemar nada.

– ¿Y Jon? ¿No hay ningún viejo trabajo tuyo en particular que te gustaría quemar, hoy?

Jon Hamm: – Yo tampoco. Yo creo que incluso las malas películas son buenas en cierta forma. Hay siempre buenas experiencias por aprender. Y también prefiero pensar que no me arrepiento de haber filmado ninguna de las películas que yo hice. A la gente le gustan cosas diferentes. Todas son buenas, en cierta forma muy extraña.

Para una película que esconde tantos secretos, suena bien revelar los verdaderos secretos detrás de la producción. Por ejemplo, aunque no esté con nosotros al menos podemos contar que Chris Hemsworth tuvo que perder 15 kilos de músculos para filmar la película, después del rodaje de ‘Avengers 4’. Y Russel Crowe había sido originalmente elegido en el rol del vendedor ambulante hasta que renunció y fue reemplazado por Jon Hamm. Pero según nos contó el director Drew Goddard “Jeff Bridges fue el primero en firmar contrato y después ya todo resultó mucho más fácil. Nadie más se negó porque todos quieren trabajar con Jeff Bridges”. Aunque realmente filmaron en la canadiense ciudad de Vancouver, la idea de centrar la historia en un hotel que está en la frontera de California y Nevada, está basado en el verdadero hotel Cal Neva que realmente tenía como dueño a Frank Sinatra y es ahí donde la leyenda cuenta que bien pudieron haberse cometido ciertos crímenes de la mafia o incluso pudo haberse filmado en secreto alguno de los escondidos encuentros de los Kennedy con Marilyn Monroe (está documentado que ella estuvo en aquel hotel, dos días antes de su muerte, donde ‘supuestamente’ Sinatra con el jefe de la mafia, Sam Giancana, habría tratado de convencerla para que ella no hiciera público el ‘supuesto’ romance con los hermanos Kennedy, con el mito que también indica que Marily no se suicidó realmente, sino que la suicidaron.

Y es por eso que también eligieron el Hotel Roosevelt para las entrevistas, porque ese era también el Hotel preferido de Marily Monroe… en Hollywood). Lo cierto es que el director Drew Goddard se destaca por agregar toda clase de misterios a una película que esconde más secretos detrás de los secretos de la historia, recreando tan buenos momentos que muy poco tienen que ver con el título ‘Bad Times At The Royale’.

– La traducción del título en inglés es ‘Malos Momentos en el Hotel El Royale’ ¿Por qué creen que la gente debería ir a verlos? ¿Qué buenos momentos aseguran que el público pueda disfrutar?

Jon Hamm: – Van a poder experimentar personajes maravillosos, gente caprichosa, con mucha personalidad, en algo totalmente fresco que nunca antes se vio en el cine. ¿Por qué no iban a ir? Tienen que verla.

Lewis Pullman: – Yo creo que hay muchas razones para ir al cine, pero solamente con la primera escena entre Jeff y Erivo, yo me enamoré de sus personajes desde el principio. Si se van después de ver el principio, ya van a disfrutar una buena experiencia.

Jeff Bridges: – Es lo que yo también siento. Creo que esta película es realmente una nueva experiencia del cine. No hay nada que se le parezca. Pertenece a un género de cine propio.

– ¿Y puede ser que filmen una segunda parte, con la continuación de la historia?

Jon Hamm: – Conmigo creo que no (Risas).

Jeff Bridges: – Uno nunca sabe. Todo puede suceder.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado