AMOR PROPIO

Existen muchas formas de amor y a lo largo de nuestra vida las vamos experimentando.
Lo buscamos  en una pareja que nos complemente,  que nos haga sentir seguros y amados, ya que las  películas de Disney, las telenovelas  y los cuentos hablan de ello como un requisito para ser feliz.

El amor hacia los demás va implícito al vivir  y es inevitable no sentirlo, pues los seres humanos nos regimos por él. Y entonces crecemos con la idea de que todo y todos son más importantes que nosotros, de que es una  obligación estar para los demás; sin embargo nunca nos hablaron de uno de los amores más importantes que debemos sentir, conocer y practicar; el amor propio, el estar de mi lado, de estar para mí mismo.

El amor propio es la aceptación, el respeto, las percepciones, el valor, los pensamientos positivos y consideraciones que tenemos hacia nosotros mismos y que puede ser apreciado por quienes nos rodean.”
Es lo que pensamos de nuestro físico, de nuestro carácter, de lo que hacemos y de lo que evitamos.

Es ponernos en primer lugar, valorarnos y estar conscientes que merecemos ser felices, que tenemos la capacidad de crecer, evolucionar y hacer cosas magnificas. (CREÉRNOSLO DE VERDAD).
Es sentirnos orgullosos de nuestro nombre, cuidarnos, alimentarnos, cultivarnos, buscando siempre un bienestar tanto físico como emocional.
Dicen que antes de amar a otra persona debemos amarnos a nosotros  para impedir caer en relaciones toxicas y saber qué es lo que queremos y anhelamos.
Las características principales  de una persona que se ama se ven a simple vista pues son amigables, respetuosas, independientes, se preocupan por su crecimiento personal, su estado de salud, su formación y dar lo mejor de sí en todas las actividades que desarrollan.
La mayoría son personas exitosas en su trabajo, con su círculo de amistades y un pilar muy fuerte en la familia.

Desde temprana edad, en casa son  los papás  y seres queridos  quienes  con su amor nos hacen sentir valiosos, confían en nosotros, nos enseñan a aceptarnos tal cual somos, reconociendo las virtudes y debilidades que nos conforman. Hay ocasiones que no sucede así por muchas razones y como adultos conscientes nos damos cuenta que tenemos la fuerza para cambiar, madurar y valorarnos.

Puede ser que toda esa frustración, errores, mala suerte, fracasos que decimos tener vengan a colación por no darnos todo ese amor que necesitamos.
Así que es bueno actualizarnos para ver si en verdad nos estamos brindando la dosis de amor necesaria para brillar.

“Cuando empecé a amarme a mí mismo, me liberé de todo lo que no es bueno para mi salud: la comida, la gente, cosas, situaciones, y todo lo que me trajo hacia abajo y lejos de mí mismo. En un primer momento llamé a esta actitud ʽun sano egoísmo”. Hoy, sé que es ʽamor propioʼ.” Charlie Chaplin

Avatar
Mariana Cabello

Mujer apasionada por encontrar un propósito en la vida. Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Enamorada de las letras y del sentimiento que provoca el transmitir ideas, expresiones y conocimientos.

No hay comentarios

Comentarios cerrados