¿Adicta a las compras? Entonces esto es para ti

¿Compras con demasiada frecuencia y acudes a las tiendas cuándo estas baja de ánimo? Entonces necesitas una desintoxicación urgente.

A las personas nos gusta siempre sentirnos bien, y muchos lo logramos haciendo lo que más nos agrada: deporte, escuchando música, trabajando y otros gastando.

Muchas veces las mujeres cuando tenemos algún problema o no sentimos deprimida, corremos a las tiendas para comprarnos algo y así contrarrestar nuestro sentido del humor.

Pues déjame decirte que la terapia de compras es la más cara de la economía y una maldición para muchas.

Un estudio reveló que el 62% de las personas recurren a comprar para subirse el ánimo y el resto van a las tiendas para comprar un regalo.

Antes de empezar tienes que saber si realmente eres shopaholic y contestarte esto:

  1. Piensas en comprar ó compras todo el tiempo
  2. Compras algo con el fin de cambiar tu estado de ánimo
  3. Compras tanto que no cumples con tus obligaciones diarias
  4. Tienes que comprar cada vez más para obtener la misma satisfacción que antes
  5. Has intentado comprar menos pero no lo has conseguido
  6. Te sientes mal cuando surge una situación que te impide comprar
  7. Compras tanto que hay veces en las que te sientes mal contigo mismo

La realidad es que el efecto de las compras emocionales dura muy poco, solo es para suplir ese vacío que se siente en el momento. Pero el verdadero problema se presenta cuando estas “necesidades” se vuelven algo cotidiano.

¿Te sientes identificada? Entonces tienes que aceptar que eres adicta a las compras y empezar a cambiar esos hábitos, para evitar arruinar tu economía.

#Aceptación

El básico de básicos: aceptarlo. Es muy fácil quedar atrapada en estas dinámicas sin darse cuenta, pues se vuelven parte de tu día a día.

La razón es que ya se convirtió en un hábito. Entonces cualquier situación de baja autoestima va desencadenar que acudas a las tiendas para subir tu animo o situación de estrés.

#Piensa antes de actuar

Imagina que tuviste todo un día de estrés en la oficina o problemas en tu casa, seguro piensas que la mejor solución es irte a gastar la quincena en todo lo que se te pasa por enfrente. ¿Valió la pena? La terapia de compras ayuda pero no es una solución además dura muy poco. Mejor, detente un momento a veces un café o una llamada a una amiga lo resuelve todo.

#Presupuesto

Cuando las personas son adictas a las compras, gastan de manera descontrolada y de paso se acaban el dinero designado para cosas importantes.

Empieza a marcar de tu ingreso mensual, quincenal, semanal o diario, cuánto le dedicarás a esas compras y es mejor aprovechar cuando venga la época de ofertas sin excederse.

#Sistema de alerta

Si sigues los pasos previos sólo te falta hacer una cosa: ponerte limites. Esto es complicado porque estamos hablando de dinero y emociones y que se ha vuelto una rutina.

Piensa en estrategias que te alerten que estás perdiendo el control y a su vez que te protejan, por ejemplo puedes dejar la tarjeta de crédito en casa o sólo traer cierto monto en tu tarjeta de débito.

La mejor opción que antes de salir de compras designes una cantidad moderada para tus gastos y lleves el dinero en efectivo y evitar las tarjetas de crédito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

360

Arian Esquivel, promotor y gestor creativo. Creador. ciclista y lector.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado