9 JUEGOS PARA PRACTICAR FOTOGRAFÍA Y POTENCIAR NUESTRA CREATIVIDAD

ÓSCAR CONDÉS/Efe

Está claro que la fotografía es algo serio, pero al mismo tiempo debe ser también divertido.

Porque divertirse haciendo fotos es fundamental para mantener la pasión por la fotografía, y “jugar a hacer fotos” puede ser una excelente manera de recuperar nuestra creatividad. Por eso vamos a ver una serie de actividades entretenidas que ayudan a practicar y al mismo tiempo a desarrollar nuestro talento fotográfico.

Hace algún tiempo ya hemos hablamos de algo parecido, una especie de gymkana para practicar fotografía, y también de un ejercicio basado en hacer diez fotos distintas en un mismo lugar, además de unos ejercicios veraniegos para mejorar, pero esta vez os vamos a mostrar las recomendaciones que el fotógrafo Jason D. Little da en Light Stalking y que nos han parecido muy interesantes para compartir con vosotros.

Se trata, como ya adelantaba el título, de nueve juegos pensados para añadir algo de diversión a nuestra práctica fotográfica. Porque, tal y como cuenta Jason, puede que con el tiempo la fotografía se haya convertido para nosotros sólo en un negocio o en algo para expresar cosas más serias (como el caso de los foto periodistas o de la fotografía de denuncia), por lo que se trata de recuperar lo que originalmente hizo que nos enamoráramos de ella: “Te divertiste haciéndola […] porque te encantaba presionar el botón del obturador.”

“Acceso restringido”

Por extraño que pueda parecer, ponerse limitaciones es algo que puede proporcionar un buen impulso a nuestra creatividad porque nos obliga a pensar y a actuar de forma distinta a lo habitual. Por eso, podemos “jugar” a limitar nuestra práctica fotográfica durante un período de tiempo determinado, que por ejemplo puede ser un día si queremos que sea algo breve, o una semana si queremos alargarlo.

Las limitaciones que propone el autor son las siguientes: Primero que sólo utilicemos el modo manual, a continuación que sólo usemos un objetivo fijo, después que no incluyamos personas en nuestras fotos, más tarde que sólo hagamos fotos en un único lugar y, finalmente, que sólo haya una persona en el encuadre de la foto. Estas son las limitaciones que nos propone Jason, aunque también comenta que podemos añadir cualquier otra que se nos ocurra.

“La docena del panadero”

El segundo juego que nos propone el fotógrafo se titula ‘Baker’s Dozen’, porque se refiere a una expresión que en la cultura anglosajona significatrece unidades de algo. En este caso, se trata de realizar una serie de dicho número de fotografías distintas entre sí. La limitación está en que se trata de hacerlas deteniéndose en un lugar cualquiera y sin dar ni un solo paso en ninguna dirección.

Te puede interesar: Como sacar buenas fotografías

 Diez extraños

El siguiente ejercicio se parece a este que os mostramos hace tiempo ya que se trata de pedir a desconocidos que te dejen hacerles un retrato. Eso sí, si aquel reto consistía en hacer 30 retratos en dos horas, lo que nos propone Jason es más sencillo: caminar por un lugar conocido y hacer retratos de personas que no conozcas hasta tener al menos diez.

Diez por una

Esta actividad no puede ser más fácil de plantear pero complicada de llevar a cabo. Se trata de tomar diez fotografías distintas de una misma cosa o persona. La forma de hacerlo dependerá de si el sujeto es capaz de moverse por sí mismo o no, pero independientemente de esto, el fotógrafo tiene que ser capaz de componer diez fotos originales, lo que sin duda va a exigirle una gran creatividad.

Imitando que es gerundioPiensa en una foto de esas muy famosas que sea una de tus favoritas de todos los tiempos, o en su defecto busca alguna foto profesional que consideres muy buena. A continuación, tu trabajo será tratar de recrearla de la forma más fiel que te sea posible.

Autoinclúyete

El siguiente ejercicio consiste en incluirte dentro de cualquier escena que fotografíes. Se trata, claro está, de hacer algo más que un selfie e incluirse en la imagen de una forma creativa, de tal modo que no parezcas fuera de lugar. Para hacerlo, lógicamente, necesitarás algo de equipo y seguir algunos consejos.

Sopa de letras

Otro ejercicio que a lo mejor ya conocías consiste en elaborar un abecedario completo con fotografías. Se trata de que cada foto corresponda a una única letra que encuentres por ahí, un ejercicio que, tal y como cuenta el fotógrafo, no es tan fácil como parece y probablemente te lleve más tiempo de lo que piensas.

Haz un “fotopopurrí”

El siguiente juego que se nos propone es muy curioso. Se trata de escribir palabras sueltas o frases cortas en varios trozos de papel. Lo que escribas tiene que tener relación con la técnica fotográfica o bien ser posibles temas; cosas como “árbol”, “desenfoque de movimiento”, “obra de arte”, “acción”, “profundidad de campo”, “sombra”, “medio de transporte”, “reflejo”.

A continuación, mete los trozos de papel en un sombrero, una bolsa o cualquier otro tipo de recipiente, muévelo y coge uno de ellos. Sea lo que sea que te salga, ahora sólo faltará coger la cámara y reproducirlo.

Película virtual

El último juego consiste en una imposición que nos retrotrae a los tiempos de la fotografía química. Se trata de realizar una sesión de fotos con la limitación de tomar solo 24 o 36 imágenes, como en los carretes de fotos más populares. Por supuesto, se trata de ser selectivo con lo que se dispara y, cuando se llega al límite, dejar de hacer fotos porque el desafío ya estará completo.

Fotografía: Jason D. Little
Fotografía: Jason D. Little

Fotografía: Jason D. Little

Fotografía: Jason D. Little

Fotografía: Jason D. Little

No hay comentarios

Comentarios cerrados