Widgets Magazine

Mariana y Mauricio Elegante Enlace

Enamorados y felices lucieron Mariana y Mauricio el día de su boda

Fotos: Francisco Muñiz

“Acepta Señor está ofrenda de tus siervos, de tus hijos, Mariana y Mauricio y de toda tu familia santa que intercede por ellos ante ti; ya que les has concedido llegar al día de su matrimonio, concédeles también gozar del don deseado de los hijos y de una vida prolongada y feliz.

Dales la fuerza de la fe para que ambos aprendan a conocerte de verdad” Oración de los esposos Fotos: Francisco Muñiz. Después de un feliz noviazgo, Mariana Ayala Santos y Mauricio Santoscoy de la Garza, unieron sus vidas mediante el sacramento del Matrimonio en celebración litúrgica que se realizó en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en San Pedro Garza García, NL., el sábado 20 de mayo.

Mauricio entró a la iglesia acompañado por su mamá, Irma de la Garza de Santoscoy, seguidos por su papá Ernesto Santoscoy Flores y Cristina Santos de Ayala madre de la novia; luego los padrinos de los contrayentes, quienes se colocaron en sus respectivos lugares para observar la entrada de la feliz novia Mariana quien acompañada por su padre, Carlos Ayala Ledezma recorrió la alfombra roja, mientras se escuchaba la marcha nupcial como fondo, hasta llegar al pie del altar en donde la esperaba su prometido.

El presbítero bendijo los símbolos matrimoniales que le presentaron los padrinos de los novios: Carlos Ayala Santos, los anillos; Martha Santoscoy y Francisco Nieto, las arras; el lazo lo colocaron Cristina Ayala de Guerrero y Alejandro Guerrero; Susana Lobo De de La Garza y Lázaro Alfonso de la Garza fueron los padrinos de iglesia.

Al finalizar la misa el recién formado matrimonio se trasladó al salón del Club Industrial donde se realizó la recepción de la boda. Mariana y Mauricio entraron al salón con una gran sonrisa saludando a los asistentes, recorrieron la iluminada pista de baile hasta colocarse en el centro para bailar su primer vals como esposos; al terminar el vocalista del grupo Conspiración invitó al padre de la novia a bailar con ella, luego invitó a la madre del novio para que bailara con él; al finalizar los vals los novios se trasladaron a la mesa de honor para compartir una deliciosa cena con sus invitados.

Terminada la cena los novios, sus familiares y amigos iniciaron el baile que se prolongó hasta entrada la mañana del domingo

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Su correo electrónico no será revelado