Opinión

César Elizondo

“Odio la pluma que no vale para clavar la verdad en los corazones y sirve para que los hombres defiendan lo contrario”